El exdirectivo de FCC dice que se reunió con Costa pero no le dio un sobre con 150.000 euros

Ricardo Costa llega a la Ciudad de la Justicia. / juanjo monzó
Ricardo Costa llega a la Ciudad de la Justicia. / juanjo monzó

El exconsejero de la constructora niega tener una chaqueta marrón y asegura que esa cantidad no cabe en un bolsillo

A. RALLO

valencia. Los empresarios relacionados con la F-1 ofrecieron ayer a la juez una versión que contradice la confesión de Ricardo Costa. El testimonio más importante era el del exconsejero delegado de FCC José Mayor Oreja, hermano del exministro del Partido Popular. El directivo negó que diera 150.000 euros en un sobre a Ricardo Costa para financiar ilegalmente al PP de la Comunitat a cambio de obras en la construcción del circuito de la Fórmula 1, tal y como reveló Costa a los fiscales Anticorrupción.

Oreja sí admitió que su secretaria recibió una llamada del dirigente popular. Como se trataba del hermano de Juan Costa, el que fuera ministro de Industria, aceptó verse con él. Así, aprovechó una visita a Valencia para acudir a la sede del PP. Fue entonces cuando le solicitó ayuda. De inmediato, cortó la conversación y se negó a colaborar, según la versión que ofreció ayer a la juez. Negó que tenga o haya tenido un abrigo o gabardina marrón como la que describió el expolítico. Y añadió que 150.000 euros no caben en el bolsillo de una chaqueta.

El exdirectivo de FCC desconoce para qué o para quién reclamaba «ayuda» Costa, y que, posteriormente, en otros encuentros con el mismo secretario general del PPCV u otros dirigentes de esta formación, nadie le volvió a reclamar nada en este sentido. La empresa también está investigada en la pieza que rastrea la financiación ilegal del PP de Valencia.

Otros declarantes rechazan comisiones por obras en la F-1 y defienden la legalidad del proceso

La mañana se completó con las declaraciones de otros empresarios, como los hermanos Rafael y Tomás Martínez Berna de Hormigones Martínez que, en numerosas ocasiones, se remitieron al pacto alcanzado en Madrid por el que aceptaron una reducción de pena a cambio de reconocer que financiaron ilegalmente al PP. Ambos aseguraron que todo el proceso de licitación y adjudicación de las obras fue normal y que durante el mismo no trataron con ningún político.

También acudió un representante de Pavasal, empresa que intervino en las obras de la F1, y aseguró que los modificados de obra estaban completamente justificados y eran necesarios para la actuación. Del mismo modo, negó cualquier tipo de aportación económica a cambio de la obra.

Además, declaró el empresario Javier Luján, de la ya desaparecida Construcciones Luján. El declarante rechazó cualquier irregularidad y recordó que su firma tenía un porcentaje minoritario en una de las UTE del circuito. La juez decidió citar al empresario pese a que en su día el propio Costa dijo que no participó en la trama ilegal.

Fotos

Vídeos