España está negociando con Europa una solución conjunta para el Aquarius.

Quinto día a bordo del Aquarius desde su llamada de auxilio. En junio, España tardó solo uno en responder tras la inédita negativa de Italia. Esta vez el Gobierno se lo toma con más calma.  Dice que están negociando con el resto de Europa y que la situación es menos urgente, pero aseguran que en cuestión de horas llegará una solución compartida. A pesar de todo, PP y Ciudadanos les acusan de querer solo hacerse la foto sin pensar en las consecuencias. Estos dos últimos días, ciudades como Valencia o Barcelona han ofrecido sus puertos, pero nada pueden hacer sin el visto bueno del Gobierno porque son de gestión estatal. No es el caso de los 3 puertos catalanes que acaba de ofrecer Quim Torra.  Los 3 gestionados por la Generalitat. Sin embargo, la solución no es completa porque aunque el Aquarius atracara allí, los rescatados igualmente no podrían desembarcar, sin permiso del Gobierno español. La política migratoria se desarrolla más allá de las ciudades de acogida.  Por eso dicen, debe ser común. Los puertos más cercanos, Malta e Italia, no dan su brazo a torcer, mientras España sigue negociando. La solución podría llegar esta misma tarde.-Redacción-