Escalada de tensión en Paiporta

Algunos de los participantes en la protesta contra la alcaldesa. / lp
Algunos de los participantes en la protesta contra la alcaldesa. / lp

Miembros de España 2000 acuden a la localidad tras la polémica por el grupo que acusaba a la Guardia Civil de practicar terrorismo | La alcaldesa recibe una pitada, en la que participan ultras, durante un concierto

A. RALLO

Escalada de tensión en Paiporta. El concierto de Sant Roc, interpretado por la banda La Primitiva, supuso la escenificación de la tensión que se vive en la localidad desde la actuación del grupo Riot Propaganda, que investiga la Guardia Civil por un delito de odio.

Las letras de esta formación, entre otras ideas, restan importancia a la kale borroka, acusan al Estado y a la Guardia Civil de practicar terrorismo y de matar a gente en las prisiones y anima incluso a la quema de colegios del Opus. El espectáculo fue costeado íntegramente por el Ayuntamiento de Paiporta en el marco del festival JoveRock.

El concierto de la Primitiva, uno de los eventos más importantes de las fiestas, contó con una nutrida asistencia de público. Antes de la actuación, la alcaldesa Isabel Martín (Compromís) se dirigió a sus vecinos. Un discurso de unos siete minutos. Recibió una fuerte desaprobación pública. Una persona cercana a Cs -en esto coinciden todos las fuentes consultadas- fue la impulsora de la concentración contra la primera edil por permitir la contratación de Riot Propaganda. Entre los congregados figuraban miembros de la organización de extrema derecha España 2000 y de Defenem València. Ellos protestaron con vehemencia, según se observa en un vídeo.

Martín atribuyó todo el malestar vecinal a estos grupos. Pero desde el Partido Popular, cuyos concejales también estuvieron presentes en el acto festivo, no comparten el diagnóstico. «También había mucho vecino realmente indignado con el asunto del concierto que expresó su malestar por los acontecimientos», precisaron. Por ejemplo, miembros de las peñas taurinas que discrepan acerca de la gestión de las fiestas del nuevo Gobierno.

Tanto desde el Ayuntamiento como desde la oposición quisieron subrayar que las críticas nunca se dirigieron hacia la Primitiva cuyos integrantes, en algún caso, habían manifestado cierta incomodidad ante una protesta. Es más, todos los grupos aplaudieron a los músicos.

Compromís pide reacciones

Desde Compromís no dejaron pasar la oportunidad para exigir al delegado del Gobierno, Juan Carlos Fulgencio, una actuación contundente contra grupos fascistas. Lo hizo el diputado Paco García. El responsable reclamó la defensa de la «expresión artística como un bien de nuestra sociedad». Es el argumento que también empleó la coalición que gobierna Paiporta (Compromís, PSPV, Podemos y EU) para defender la actuación de Riot Propaganda: el derecho a la libertad de expresión. No obstante, la Guardia Civil enviará su investigación a la fiscalía por si considera que las expresiones del grupo rebasaron los límites del derecho fundamental y constituyen un delito de odio o de apología de la violencia. La última palabra recaerá en el ministerio público.

El senador Carles Mulet también presentó ayer una pregunta en la Cámara Alta para averiguar por qué no se frenó la convocatoria de estos grupos y qué labor de prevención está desarrollando la Delegación de Gobierno frente a este tipo de incidentes. De igual modo, solicita información acerca del número de detenidos en enfrentamientos de naturaleza ideológica.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos