Morera renuncia al pulso con Ferri por el segundo puesto en la lista de Compromís

Enric Morera y Mónica Oltra, en el hemiciclo de Les Corts/EFE
Enric Morera y Mónica Oltra, en el hemiciclo de Les Corts / EFE

El presidente de Les Corts elude el choque con uno de los máximos representantes de la renovación generacional en el Bloc

Burguera
BURGUERAValencia

Enric Morera es previsible. Desde el entorno del presidente de Les Corts se dio a conocer ayer la decisión del dirigente nacionalista de no dar la batalla a Fran Ferri, síndic de Compromís en la Cámara valenciana, por el número dos de la lista de la coalición en Valencia. El segundo puesto tras el de Mónica Oltra, que en las elecciones de 2015 había quedado reservado para Morera, en esta ocasión iba a ser disputado, y como preveían algunos dirigentes del Bloc (partido mayoritario en Compromís), el presidente de la formación nacionalista anunció hace un mes su intención de optar a ese puesto con la idea de sondear el ambiente y ver si había agua en la piscina. Una vez comprobado que Ferri daría la batalla y optará a ese número dos de la lista autonómica por Valencia, había que ver si finalmente Morera entraría al choque o no. Y no. Evitará el pulso. Fuentes del entorno del presidente de Les Corts explicaron ayer que la pugna era «un escenario no deseable». Parece que no entraba dentro de los planes del también presidente del Bloc bajar al barro político interno. Morera no ha mostrado inconveniente en entrar en polémica con dirigentes de otras formaciones, como es el caso del virtual candidato de Cs en la Comunitat, Toni Cantó, pero prefiere no participar en unas primarias que, inevitablemente, le abocan a hacer campaña.

El 15 de enero Morera informó de su intención de concurrir a las primarias. El anuncio generó cierta sorpresa entre algunos miembros de la coalición. El propio Ferri resaltó que el presidente de Les Corts publicitaba su candidatura antes de que abriese el plazo y de que se aprobase el reglamento de primarias. El veterano dirigente nacionalista advirtió de que no tenía intención de intentar liderar la lista de Valencia, un puesto que desde el principio se sobreentendía que estaba reservado a Mónica Oltra, la vicepresidenta del Consell. Morera aseguró que su objetivo era «ayudar y consolidar el Gobierno del Botànic y asumir nuevos retos».

Esos horizontes políticos novedosos no son otros que formar parte del Consell. Fuentes de la dirección del Bloc ya deslizaron entonces que consideraban poco probable que el presidente de Les Corts se lanzase abiertamente a una disputa interna.

El veterano nacionalista asegura que rehúye el choque para «evitar confrontaciones internas»

Días después, el 26 de enero, lo hizo Ferri, que justificó su paso adelante en «la impresión de que vienen tiempos difíciles» y contra «aquellos que propugnan el odio, la uniformidad y la intolerancia». Ferri cuenta con el aval de la nueva generación que copa actualmente los principales puestos de responsabilidad orgánica del Bloc, como es el caso de la secretaria general, Àgueda Micó. Igualmente, Ferri representa una línea más social en el partido y en Compromís, mientras que Morera parecía impulsar su candidatura bajo la bandera de una apuesta por el nacionalismo y por la mirada más moderada del Bloc, así como por su vertiente municipalista.

El dirigente del Bloc se conformaría con ser el número cuatro de la candidatura autonómica

Desde el entorno de Morera se indica ahora que el histórico dirigente rehúye el choque, aunque sí se postula para el resto de la lista (posiblemente el número 4 por Valencia) con el fin de «evitar confrontaciones internas innecesarias y hacer una candidatura unida y fuerte», de modo que «la extrema derecha no gobierne en las instituciones valencianas». La batalla entre Ferri y Morera hubiese supuesto, además, visibilizar el cambio generacional en el Bloc. La circunstancia de que en las primarias puedan participar los simpatizantes de Compromís, y no sólo los militantes, abría mucho las posibilidades y Morera se podía encontrar con unas votaciones muy desfavorables. De acuerdo con ese reglamento de primarias, los aspirantes tienen de tiempo hasta este martes para presentar su candidatura y cuatro días más para recoger avales. El próximo sábado en el trinquete Pelayo de Valencia, Morera presentará su candidatura. El 9 de marzo, se celebrará la votación presencial en toda la Comunitat.

 

Fotos

Vídeos