El Ejecutivo concede una prórroga al Consell para que presente su programa de ajustes

E. P.

valencia. El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, anunció ayer, tras la reunión mantenida en el Ministerio de Hacienda con la secretaria de Estado de Hacienda, Inés Bardón, que los representantes de la Generalitat han conseguido del Gobierno «una prórroga para presentar el Plan Económico Financiero (PEF), del que dependen 250 millones del FLA extraordinario del cuatro trimestre de este año», lo que «contribuirá a aliviar el estrés de Tesorería de la Generalitat».

La aprobación por el Gobierno central del PEF constituye un requisito indispensable para obtener los recursos del FLA extraordinario. En el caso de la Comunitat, supondrá liberar en su momento los fondos del extra FLA del cuarto trimestre, unos 250 millones. Según señaló el conseller mediante un comunicado, esta prórroga «permitirá seguir trabajando para garantizar que las medidas no afectarán en ningún caso a los servicios públicos fundamentales de los valencianos».

«El Gobierno ha entendido cuál es nuestra situación y ha actuado en consecuencia. Por eso quiero agradecer este trato hacia la situación particular de la Comunitat Valenciana», subrayó Soler, al tiempo que manifestó: «No podemos pasar por alto este gesto, que demuestra la voluntad del Gobierno central de buscar una solución a nuestra situación». Así, insistió en que «los servicios públicos fundamentales de los valencianos están garantizados y blindados».

Soler ha realizado estas declaraciones tras la reunión de trabajo mantenida este martes en Madrid con la secretaria de Estado de Hacienda, Inés Bardón. Se trataba de una reunión preparatoria de la que mantendrán el president de la Generalitat y la ministra de Hacienda, Maria Jesús Montero, al haberse pospuesto la prevista para este martes, y que según anunció Puig se celebrará en los próximos días. «No podemos perder ni un minuto; por eso, hemos venido a avanzar trabajo. Ha sido una reunión muy positiva porque hemos conseguido poner sobre la mesa todas nuestras reivindicaciones», señaló el conseller.