Egevasa se moviliza contra el concurso de las 59 depuradoras

Los trabajadores convocan protestas tras la decisión de la Epsar y sospechan que se pretende beneficiar a Aguas de Barcelona

JC. F. M. VALENCIA.

Los trabajadores de Egevasa, la empresa mixta de la Diputación de Valencia, decidieron ayer reunidos en asamblea iniciar una serie de movilizaciones contra la decisión de la Epsar, la firma dependiente de Medio Ambiente, de sacar a licitación la gestión de un total de 59 depuradoras ubicadas en la provincia de Valencia y de las que, hasta la fecha se encargaba la firma de la corporación provincial. El enfrentamiento entre instituciones amenaza el futuro de Egevasa, según fuentes de esta firma, toda vez que la pérdida de la gestión de esas depuradoras podría complicar el futuro laboral de muchos de sus casi 400 empleados.

El calendario de movilizaciones aprobado prevé una primera concentración el próximo viernes, 23 de noviembre, a las puertas del Palau de la Generalitat. En el punto de mira, la decisión de la conselleria que dirige Elena Cebrián de poner punto y final al convenio firmado hace ya veinte años entre las dos instituciones y que determinaba que la gestión de esas depuradoras recaía en manos de la firma participada, en un 49%, por el Grupo Aguas de Valencia. La pugna entre ambas instituciones, que de alguna manera también lo es entre PSPV y Compromís, llegó a provocar que la Epsar deslizara que el convenio suscrito en 1997 podía contener irregularidades. Pese a que la propia Abogacía de la Generalitat se pronunció en sentido contrario a esta posibilidad, la Epsar ha acabado sacando a concurso la gestión de esas 59 depuradoras.

Y Egevasa se encuentra ahora en una situación complicada. La firma mixta de la corporación provincial no puede presentarse por sí misma a la licitación -por razones vinculadas a la nueva ley de contratos del sector público-, por lo que necesitaría formar parte de una Unión Temporal de Empresas (UTE) para optar a alguno de los cuatro lotes en los que, según las fuentes consultadas, se dividirán esas depuradoras. «Egevasa podría presentarse junto a Aguas de Valencia, y quizá se queden con uno de los lotes para que no protesten. Pero el problema es el mismo», se señala.

La primera movilización tendrá lugar el próximo viernes frente al Palau de la Generalitat

¿Y cuál es ese problema? Junto a la incertidumbre laboral -existe una posibilidad de subrogación de una parte de los actuales empleados- se identifica además la intención de que Aguas de Barcelona, el gran competidor del Grupo Aguas de Valencia, termine resultando beneficiado en el proceso de licitación de las depuradoras. Las fuentes del PSPV consultadas por este diario señalan expresamente a Compromís como el responsable de haber abierto «un melón que podemos acabar cerrando de la peor manera posible».

El futuro de Egevasa cuenta además con la inacción del actual consejo de administración -en el que aún figura como presidente Jorge Rodríguez- y que, tal y como ha denunciado Cs, acumula más de seis meses sin reunir a su máximo órgano de dirección.

Las fuentes de la empresa de la corporación provincial consultadas por este diario explicaron ayer que, junto a la movilización del próximo viernes está prevista otra convocatoria de protesta, el martes 27 de noviembre, a las puertas de la conselleria de Medio Ambiente. Trabajadores de la firma también han expresado su decepción con la falta de implicación del PSPV a la hora de buscar soluciones a su futuro laboral.

 

Fotos

Vídeos