La dirección de IU no quiere que sus eurodiputados repitan tras las denuncias de Albiol

EFE

La dirección federal de Izquierda Unida no quiere que ninguno de sus eurodiputados repita en la próxima legislatura, una decisión que llega tras los casos de presunto acoso en la delegación denunciados por la propia portavoz del partido en la Eurocámara, la valenciana Marina Albiol.

Fuentes cercanas a la dirección explicaron que Alberto Garzón no quiere que repitan en la lista a las elecciones del Parlamento Europeo del próximo 26 de mayo ninguno de los actuales cuatro eurodiputados de IU. Además de Marina Albiol, tienen escaño en la Eurocámara Ángela Vallina, Paloma López y Javier Couso, y lo mantendrán cerca de medio año más.

Alberto Garzón apostará por la responsable de estrategias para el conflicto de IU y Primera teniente de Alcalde en Rivas-Vaciamadrid, Sira Rego, para la próxima legislatura europea, señalaron las mismas fuentes. El pasado 4 de octubre, Marina Albiol presentó su dimisión como portavoz de la formación en la Eurocámara por la inacción de la dirección a la hora de hacer frente a varios posibles casos de acoso por parte de otros europarlamentarios de IU.

Albiol hizo llegar su renuncia por carta al propio Garzón, coordinador federal. La política valenciana explicó en esa misiva que tomó la decisión tras no recibir respuesta a dos comunicaciones a los responsables de Política Internacional y Organización para denunciar el «acoso moral, laboral y físico que estaban sufriendo por parte de los eurodiputados/as».

Los presuntos casos de acoso, que han llevado por ahora a varios asistentes a «tomarse un tiempo», habrían tenido lugar en mayor medida durante la baja de maternidad de Albiol, cuando se organizó una portavocía rotatoria entre el resto de los eurodiputados que formaban parte del grupo.

 

Fotos

Vídeos