Vox tensa la cuerda en Madrid y Murcia por la negativa de Ciudadanos a negociar

Díaz Ayuso compacede ante los medios tras reunirse con Juan Trinidad, presidente de la Asamblea de Madrid. / EFE

La formación de ultraderecha deja en el aire ambos gobiernos de centro derecha hasta que los liberales no accedan a pactar a tres bandas

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

PSOE, PP, Ciudadanos, Unidas Podemos y Vox continúan con las negociaciones para formar gobiernos autonómicos. La Comunidad de Madrid y Región de Murcia, donde Vox ha dado un golpe sobre la mesa ante la negativa de Cs a firmar un acuerdo de legislatura, se presentan como los lugares donde las conversaciones podrían prolongarse durante más tiempo.

Comunidad de Madrid

Ningún candidato suma

El presidente de la Asamblea Regional, el liberal Juan Trinidad, convocó ayer para el 10 de julio un debate de investidura sin candidato. Se trata de un mecanismo que permite el Reglamento de la cámara para poner en marcha el periodo de dos meses antes de convocar una repetición electoral. Trinidad tomó la decisión después de reunirse con los candidatos y constatar que ninguno reúne los apoyos necesarios. La popular Isabel Díaz Ayuso no ha logrado cerrar el acuerdo con Ciudadanos, mientras que estos rechazan el ultimátum de Vox de firmar un acuerdo programático. Por la izquierda, el socialista Ángel Gabilondo no ha logrado convencer a los liberales de que le den su apoyo.

Región de Murcia

López Miras falla en su primer intento

Primer intento fallido del popular Fernando López Miras para renovar mandato en Murcia. El candidato perdió este martes la primera votación de su investidura al no contar con el apoyo de los cuatro diputados de Vox. Los liberales rechazan negociar con la formación de Santiago Abascal, mientras que ésta se declara dispuesta a llegar hasta las últimas consecuencias en caso de que Ciudadanos mantenga en pie su veto. López Miras se enfrentará este jueves a una segunda votación en la que le bastaría con la abstención de Vox. Mientras tanto, desde el PSOE, ganador de las elecciones, se insiste a Ciudadanos en formar una coalición que no necesitaría de la participación de otras fuerzas políticas. Ciudadanos, no obstante, se aferra al 'no es no' que Albert Rivera aplica a Pedro Sánchez a nivel nacional.

Castilla y León

Rivera impone su criterio al rebelde Igea

El pacto entre PP y Ciudadanos quedó ayer plasmado sobre un papel. Según lo acordado entre conservadores y liberales, la Presidencia autonómica queda en manos del popular Alfonso Fernández Mañueco y la Vicepresidencia y portavocía del Ejecutivo en las de Francisco Igea, el barón rebelde de Ciudadanos. Finalmente, Igea, que había lanzado guiños al PSOE para poner fin a más de tres décadas de gobiernos monocolor del PP en esta comunidad, se ha plegado a las órdenes de Madrid. La instrucción fue clara: el socio preferente en toda España es el PP. Para el entendimiento ha ayudado el hecho de que, a diferencia de la Comunidad de Madrid o Región de Murcia, el centro derecha no necesitaba aquí de los apoyos de Vox.

Aragón

Semana decisiva para el socialista Lambán

El socialista Javier Lambán juega a varias bandas para repetir en el cargo. Se apuntó una gran victoria al cerrar un acuerdo con el Partido Aragonés (PAR), una maniobra con la que desactivó un posible Gobierno de centro derecha apoyado por Vox. No obstante, Lambán también necesita el apoyo de la Chunta y de Unidas Podemos para sacar adelante la investidura, y parece que la izquierda no está dispuesta a entregarle un cheque en blanco.

Asturias

El PSOE negocia los apoyos de la izquierda

El socialista Adrián Barbón abrió este martes una ronda de contactos de la que solo ha excluido a Vox. Pese a verse con el PP, Ciudadanos y Foro Asturias, a Barbón le bastaría con el apoyo de Unidas Podemos, al que podría sumarse IU. También alcanzaría la mayoría absoluta con Ciudadanos, pero los liberales exigen a los socialistas asturianos que se desmarquen de Pedro Sánchez.

La Rioja

IU exige negociar por libre

Al PSOE le basta el respaldo de los dos diputados de Unidas Podemos para poner fin a 25 años del PP en esta comunidad autónoma. El pacto estaba cerrado, pero el representante de IU exige ahora negociar con los socialistas al margen de Podemos.

Según ha expuesto, «los votantes no entenderían que se dejara para septiembre lo que se puede tratar perfectamente ahora». Así, ha apelado a la «responsabilidad» de ambas formaciones porque «hay tiempo de sobra hasta el 11» para acabar de negociar. «Si me apuran esta semana puede estar», ha indicado, aunque ha hecho hincapié en que quizás tendrán que firmar documentos por separado con cada partido.