El cuñado de Rita Barberá, detenido por otra trama corrupta en el Ayuntamiento de Valencia

José María Corbín, con agentes de la UCO/Jesús Signes
José María Corbín, con agentes de la UCO / Jesús Signes

El juzgado investiga si el letrado José María Corbín lideraba una red de cobro de comisiones a cambio de adjudicaciones públicas

A. Rallo
A. RALLOValencia

Otro golpe policial a la corrupción en la Comunitat Valenciana. Y, una vez más, el epicentro de las operaciones de la Unidad Central Operativa (UCO) se sitúa en el Ayuntamiento de Valencia, en la etapa de Rita Barberá al frente del Consistorio. Las pesquisas apuntan a la existencia de una trama de corrupción, desligada de la financiación ilegal del PP y del delito electoral del partido, que circularía de forma paralela a estas dos actividades ilícitas. Fuentes de la investigación apuntan a que las pesquisas abarcan únicamente la corrupción de la familia Corbín, cuñado de Rita Barberá al estar casado con su hermana Asunción Barberá.

Los agentes de la UCO han investigado el crecimiento patrimonial del letrado y consideran que existen indicios delictivos por parte del familiar de la exdirigente popular. La investigación arroja el cobro de comisiones a través del despacho por determinadas adjudicaciones públicas. Por eso, entre los empresarios investigados figuran los responsables de algunas de las contratas actuales del Ayuntamiento de Valencia y de otras sociedades que lo fueron en su día. Corbín se introducía supuestamente en estas relaciones administrativas y cobraba su particular peaje, siempre según las primeras conclusiones de los especialistas de la UCO.

La investigación, que se encuentra bajo secreto en el juzgado de Instrucción 13 de Valencia, permite hablar de un fraude de varios millones de euros. La mediación de Corbín para determinadas reclasificación de terrenos municipales pudo ser una de las fórmulas utilizadas para obtener mordidas.

Detención del cuñado de Rita Barberá

El dispositivo policial se desarrolló ayer, desde primera hora de la mañana, con una decena de registros en diferentes domicilios y sedes empresariales, entre ellos el de la empresa pública Aumsa, y concluyó con dos detenciones. La más relevante es la de Corbín, pero otro letrado, Diego Elum, también se ha visto salpicado por las pesquisas. El arresto de Elum, profesional habitualmente vinculado a compañías de seguros, sorprendió a varios compañeros. Las fuentes consultadas coinciden en que son amigos, aunque en algún caso van más allá y hablan de que eran socios. Junto a ellos, varios empresarios que habrían colaborado con Corbín para mantener un supuesto trato de favor en adjudicaciones públicas. Las pesquisas judiciales también afectan a la familia más cercana del letrado. Sus tres hijas aparecen como investigadas en este proceso. Se desconoce su papel exacto en la trama.

El estallido del caso Taula situó en el foco de la actualidad a José María Corbín. En algunas diligencias policiales se le ubica como una persona cercana al entramado de la financiación ilegal del PP, siempre según las informaciones aportadas en su día por Jesús Gordillo, ex mano derecha de Alfonso Grau y ahora enemigo tras desvelar el primero que pagó parte de la campaña del PP de 2007 con dinero en efectivo que le dio el exvicealcalde. A partir de esta operación, el nombre de Corbín comienza a ganar intensidad entre los investigadores.

Corbín levanta el pulgar a los periodistas a su llegada al despacho de la calle Grabador Esteve.
Corbín levanta el pulgar a los periodistas a su llegada al despacho de la calle Grabador Esteve. / J. Signes

A principios de 2017, El Mundo publicó que la Agencia Tributaria había abierto una investigación al letrado por la gestión en su despacho, información que LAS PROVINCIAS confirmó de fuentes oficiales del departamento. El propio Corbín, en conversación con este periódico, admitió que era cierta la inspección de Hacienda, pero la acotó a la esfera administrativa. Por otra parte, este tipo de inspecciones son habituales en despachos de abogados y otro tipo de profesiones liberales. Corbín, a continuación, envió un requerimiento a la fiscalía de Valencia para que le informara de si existían diligencias contra él. La respuesta fue negativa. Entonces, el expediente ya se había trasladado a Instrucción 13 de Valencia.

Los agentes de la UCO registraron ayer la vivienda del abogado, ubicada en Artes Gráficas, y otra decena de empresas implicadas en esta presunta trama de corrupción y en la que Corbín tenía el papel de mediador. La inspección en el piso del letrado se prolongó toda la mañana y parte de la tarde. Los agentes se llevaron una maleta con documentación y varias carpetas. Los especialistas analizan ya los recibís de facturas de empresarios que habrían participado en el pago de estas mordidas a Corbín e investigan si en la trama hay más implicados, según la agencia Efe.

La jornada continuó en el despacho profesional del sospechoso. Alrededor de las 19 horas, el cuñado de Rita Barberá, llegó a la sede de Grabador Esteve. Lejos de acusar el cansancio o afectado por la repentina detención, Corbín sacó fuerzas y dedicó una sonrisa a los informadores al mismo tiempo que levantaba el pulgar tratando de trasladar normalidad. El abogado, custodiado por miembros de la UCO, no iba esposado. El profesional ya se vio salpicado en su día por las revelaciones de Jesús Gordillo, relacionadas con las pesquisas por el delito electoral del PP en 2007. El testigo de Anticorrupción aseguró que José María Corbín era el abogado de la empresa Product Management Council -una de las mercantiles del grupo investigado -y que cobraba por ello 3.000 euros al mes. Esta firma, en teoría, se creó para concurrir a concursos públicos y repartirse el mercado. Siempre según Gordillo, se llegaron a mantener varias reuniones con empresarios. Sin embargo, el proyecto no llegó a materializarse. En su día, Corbín rechazó todas estas acusaciones y denunció a Gordillo en el juzgado por falso testimonio. Este tipo de procedimientos carecen de recorrido al producirse esas afirmaciones en otros procedimientos judiciales.

La operación ha llegado en precampaña electoral y vuelve a situar al PP de Valencia frente a la peor época de la corrupción. La investigación judicial sacude a la candidatura de María José Català cuando trataba de sacar del debate de la campaña las prácticas irregulares en el pasado de la formación. Buena parte de los grupos políticos se pronunciaron ayer respecto a esta operación pese que que la causa se encuentra bajo secreto de sumario y apenas se conocen detalles.

Los periodistas esperan ante uno de los despachos investigados en Valencia.
Los periodistas esperan ante uno de los despachos investigados en Valencia. / Jesús Signes

Antecedentes