El PP denuncia que Ribó dejará un agujero de 200 millones por las expropiaciones

EFE VALENCIA.

El concejal del grupo popular, Alfonso Novo, aseguró que el Ayuntamiento de Valencia que preside Joan Ribó va a dejar «un agujero económico acumulado de más de 200 millones de deuda por el impago de las expropiaciones». Según Novo, esta actuación «es otro claro ejemplo de la mala gestión de Ribó y su gobierno que no quieren pagar a los particulares las expropiaciones a las que tienen derecho por ley».

El concejal popular recordó que el alcalde «sí que expropia con la máxima celeridad y paga lo que le interesa, como al Centro Excursionista, una entidad de la que forma parte como socio y con la que ha colaborado para su salvación autorizando el pago 1,5 millones de euros de todos los valencianos a un banco». Sólo de los años 2015 y 2016, informó, «el tripartito tiene paralizado el pago de 75 millones en concepto de expropiaciones solicitadas por particulares». El problema de estas expropiaciones tiene su origen en el Plan General de Valencia de 1988 aprobado por el PSPV.