Los delitos sexuales contra menores se dispararon un 43% en 2018

El acceso ilimitado a la pornografía a través de las redes  es una de las causas del preocupante ascenso de la violencia sexual. Una sexualidad agresiva que se convierte en referente para los menores. En la red asimilan el sexo en grupo y la cosificación de la mujer como modelos sexuales desde edades cada vez más tempranas. Si eso no se contrarresta con educación, el problema está servido: las agresiones sexuales sufridas por menores de 16 años crecieron un 43% en 2018. Y si analizamos la cifra de abusos sexuales, el dato se dispara al 80% desde 2015 según Save the Children.-Redacción-