Declaran un edil y el jefe de alcaldía por el contrato de un exasesor de Alicante

La concejala no adscrita Nerea Belmonte. / efe
La concejala no adscrita Nerea Belmonte. / efe

El exsenador socialista Ángel Franco comparece la próxima semana en un caso paralelo por el intento de compra de la concejala Belmonte

EP

alicante. Vicente López, jefe de gabinete del alcalde de Alicante, el popular Luis Barcala, y el concejal de Infraestructuras, Israel Cortés, declararon ayer como testigos en Fiscalía, en la causa abierta para determinar si la contratación del exasesor del PP Miguel Redondo, fue un pago de favores a la concejala no adscrita, Nerea Belmonte, después de su voto en blanco facilitase el ascenso del PP a la alcaldía el pasado abril.

Ambos declinaron hacer declaraciones a la salida de la comparecencia ante el teniente fiscal de Alicante, José Llor, y el fiscal Anticorrupción, Felipe Briones. Ni López, que declaró durante 40 minutos, ni el edil de Infraestructuras, a cuya concejalía estaba adscrito Redondo, que ha respondido a los fiscales durante más de hora y media, quisieron dar detalles de la comparecencia.

Fuentes municipales aseguran que el silencio obedece a que «hay una investigación abierta y no se quiere entorpecer con declaraciones a los medios».

Miguel Redondo fue despedido por el alcalde, Luis Barcala, tras conocerse que podría haber trabajado para la edil no adscrita y ex de Guanyar Alacant, Nerea Belmonte, y que esta circunstancia pudiera ser un pago de favores.

La semana que viene y en un caso paralelo en el que la Fiscalía Anticorrupción abrió diligencias por la supuesta compra del voto de Nerea Belmonte para avalar la candidatura Eva Montesinos, por el PSPV, a la Alcaldía, ha sido llamado a declarar en calidad de testigo el exsenador socialista Ángel Franco, a petición del fiscal Felipe Briones.

Fotos

Vídeos