El PP cree que la hipoteca reputacional ha empeorado con Huerta y Montón

Bonig considera que la exministra pasará a la historia por haber dejado una lista de espera de más de 60.000 personas en la Comunitat

EFE

Alicante. La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, advirtió al presidente de la Generalitat y líder del PSPV, Ximo Puig, de que la dimisión del Gobierno central de dos ministros valencianos (Carmen Montón y Màxim Huerta) en los primeros 100 días de mandato «no ayuda a levantar la hipoteca reputacional» política de la Comunitat.

En declaraciones a los periodistas antes de una reunión con la Concapa y Covapa en Alicante, Bonig afirmó que «no tenemos suerte los valencianos» ya que, argumentó, Puig defiende continuamente sus esfuerzos «por levantar la hipoteca reputacional y hasta ahora achacaba todos los males al PP», partido del que ha dicho que ha hecho «muchas cosas bien y muchas mal, que las ha reconocido y pedido perdón».

«No sé qué tendrá que decir el presidente Puig por estas dos dimisiones de valencianos de dos miembros del Gobierno porque no ayudan en nada a levantar la hipoteca reputacional», según la presidenta del PPCV, quien ligó esta cuestión a la decisión de un juzgado de Madrid de declarar compleja la instrucción sobre la posible financiación irregular del PSPV a través de contratos del Ministerio de Vivienda con la agencia de comunicación Crespo Gomar. «El que esté libre de pecado que tire la primera piedra», prosiguió Bonig, para quien Puig «debería hablar de la hipoteca reputacional que está dando para esta Comunitat el PSOE».

De la dimisión de la ministra de Sanidad, Carmen Montón, la popular cree que ha sido «la peor consellera de Sanidad» en su etapa en el Consell por haber dejado una lista de espera de 61.800 personas, por practicar el sectarismo, el cierre de unidades como el de anorexia y no cubrir puestos durante el verano.

Fotos

Vídeos