Les Corts estrecha el cerco para que los diputados justifiquen el kilometraje

Una imagen general del hemiciclo de Les Corts Valencianes. / Irene Marsilla
Una imagen general del hemiciclo de Les Corts Valencianes. / Irene Marsilla

La Cámara quiere terminar con la picaresca de las señorías y les hará firmar una declaración responsable de sus desplazamientos

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

La picaresca se había convertido en una costumbre para los diputados valencianos en el cobro de dietas por desplazamiento. Vivir en un piso alquilado en Valencia y cobrar a 0,32 euros el kilómetro como si uno se desplazara desde Alicante era una práctica habitual en la Cámara regional. De esta forma, muchas de las nóminas de sus señorías se hinchaban de manera considerable a final de mes. Esta pillería se va a acabar y a partir de ahora se va a regularizar la situación para que no salga ni un euro de la caja del Parlamento sin la debida justificación.

Les Corts obligará a sus diputados a que firmen una declaración responsable previa para poder cobrar la indemnización por asistencia a comisiones y plenos. De esta manera, cada una de las señorías tendrá que firmar un documento en el que asegure que durante ese mes ha tenido un número determinado de desplazamientos. Ahora mismo, si un diputado de Alicante, por ejemplo, asiste a un pleno o a una comisión, cobra un plus a 0,32 euros el kilómetro tanto de ida como de vuelta. Un parlamentario que tenga que asistir dos días seguidos a la Cámara cobra sendos trayectos aunque hubiera pernoctado en un hotel -Les Corts tiene acuerdo de precio reducido con algún establecimiento-. Un gasto que no se corresponde con la realidad en algunos casos.

El Parlamento regional quiere poner en marcha un plan de cobro similar al que aplica la Cámara gallega, donde los grupos deben remitir cada semana por registro la solicitudes de cobro del kilometraje de los diputados.

La idea es aplicar el modelo gallego, donde los diputados rellenan un formulario

Un modelo que cada señoría debe cubrir con su nombre y apellidos, el grupo político al que pertenece, el acto parlamentario al que va a asistir y la fecha. El sistema que se aplica en Galicia pide además que se detalle el tipo de transporte utilizado y especificar que el trayecto se ha realizado desde el domicilio. Al inicio de cada legislatura, sus señorías deben presentar una declaración jurada sobre su residencia domiciliaria. De esta manera, los diputados gallegos tienen que rellenar la petición de indemnización cada vez que participen en un acto parlamentario.

Este es el modelo que se quiere aplicar en Les Corts para cubrir los desplazamientos. De esta manera, nadie podrá acusar a la Cámara de tapar a sus señorías y si alguien miente sobre si va y viene a su domicilio, pernocta en un hotel o vive alquilado en Valencia es el propio parlamentario. Los viajes en tren o autobús se cubrirían también como kilometraje.

El objetivo es que cada parlamentario asuma con su firma la veracidad de esos ingresos

La Sindicatura de Comptes recomendó en su último informe un mayor control sobre los pagos por desplazamiento de sus señorías. Con este nuevo modelo, la Cámara quiere cumplir y evitar así la comisión de una falta administrativa. La responsabilidad pasará directamente a manos del diputado si no cumple con el mandato de la declaración responsable.

En enero, que son los últimos datos publicados por la Cámara autonómica, sus señorías pasaron 55.421 euros en indemnización por desplazamiento. En ningún documento figura que los 391 trayectos realizados se correspondan con la realidad. Sus señorías no los justifican y a la Cámara sólo le queda creer que no mienten para cobrar más. En el hemiciclo es vox populi que muchos parlamentarios duermen en Valencia y cobran como si lo hicieran a muchos kilómetros del hemiciclo valenciano. En la nómina de sus señorías ya se incluye un plus por el ejercicio del cargo que va de 294 a 882 euros al mes en función de la distancia de la vivienda habitual, un dinero que debería cubrir las pernoctaciones y otras necesidades.

Más