Les Corts se aboca a una presidencia provisional

Colomer, el breve presidente de Les Corts en la pasada legislatura, felicitado por Alberto Fabra en presencia de Morera. / EFE
Colomer, el breve presidente de Les Corts en la pasada legislatura, felicitado por Alberto Fabra en presencia de Morera. / EFE

«A la gente le importa bien poco», dice el síndic de Compromís

BURGUERAVALENCIA.

La presidencia de Les Corts, institución en la que reside la representación democrática de los valencianos, va camino de convertirse en una falsa moneda. Ninguno se la queda. Nadie demuestra quererla demasiado. Más bien, nada. El PSPV, más que ofrecérsela, se la entrega a Compromís, que hasta ahora ha contado con Enric Morera al frente de la Cámara. Sin embargo, en la coalición, tal y como adelantó LAS PROVINCIAS, retener esa presidencia no es prioritario. En realidad, casi les estorba con el fin de mantener su cuota de gestión en el Consell, algo que comienza a negociarse ahora. Por todo ello, la presidencia del parlamento, que se decidirá el jueves durante la constitución de Les Corts, está abocada a la provisionalidad. A pesar de que los socialistas no la quieren, es posible que sea un miembro del PSPV quien acabe dirigiendo Les Corts hasta que finalicen las negociaciones del nuevo Consell. Tal y como ya ocurrió en 2015, con Francesc Colomer ocupando el puesto 19 días. ¿Y a quién le importa? Pues según Compromís, a nadie.

El desapego de la ciudadanía de la política ha llegado a tal punto que hasta los presentantes de los valencianos en las instituciones consideran que esos organismos, su funcionamiento, no interesan. No le importa a nadie quién presida Les Corts ni si lo hace durante unos días, un minuto, unas semanas o unos años, si los diputados se distribuyen por grupos o por orden alfabético. Así lo verbalizó ayer el portavoz de Compromís en Les Corts, Fran Ferri, a quien sólo le faltó cantar «a quién le importa lo que yo haga, a quién lo importa lo que yo diga».

La subordinación del poder legislativo a los intereses de los partidos de la izquierda valenciana que desde hoy negocian oficialmente la composición del futuro Consell es de tal calibre que Ferri admitió que no tiene ni idea de lo que ocurrirá con la Mesa de Les Corts, el órgano rector de la Cámara valenciana y cuyo presidente es la segunda autoridad de la Comunitat. Lo que de verdad genera interés, al menos en los partidos, es el poder Ejecutivo, el Consell, y, en función de cómo se avance la negociación para ese futuro Gobierno, lo que ocurra el jueves durante la constitución de Les Corts será trascendente o será una componenda. Para Compromís, la presidencia que durante los últimos cuatro años ocupó Morera no es otra cosa que «un jarrón chino», un elemento decorativo. La clave es el Consell. Y hasta que los líderes de PSPV (Ximo Puig), Compromís (Mónica Oltra) y Podemos (Rubén Martínez Dalmau) no den por concluidas las negociaciones que arrancan hoy (y que no terminarán con toda seguridad hasta pasadas las elecciones del 26 de mayo), para el portavoz de Compromís todo lo que ocurra en Les Corts, desde su constitución este jueves a la formación de sus grupos o de su órgano rector, no importa demasiado. A ellos, los primeros.

El PSPV, que quiere a un nacionalista presidiendo la Cámara, puede acabar al frente de Les Corts

Preguntado por si la ciudadanía entiende este «reparto de poder», Fran Ferri se despachó relatando que este fin de semana asistió a un cumpleaños, y que nadie le comentó nada sobre el debate que se sostiene en la Cámara a cuenta de quién la presidirá porque «a la gente la Mesa la importa bien poco; le importa lo que sale de Les Corts, no la composición: las leyes que se hacen y cómo se aplican esas leyes». En Podemos tampoco mostraron entusiasmo alguno por presidir Les Corts. Por su parte, desde el PSPV sí se consideró necesario que la Mesa de Les Corts sea estable, y no provisional, y que corresponda a Compromís.

Más