El Consell evita aprobar el decreto que avala a Dalmau como vicepresidente 'verde'

A. CERVELLERA

Valencia. El primer pleno del Consell del curso político celebrado ayer aprobó hasta 24 iniciativas entre las que se incluyeron nombramientos, acuerdos y convenios. Pero no se aprobó un decreto que está pendiente desde el inicio legislatura, el que avala a Rubén Martínez Dalmau, vicepresidente segundo y conseller de Vivienda, como coordinador de las políticas medioambientales de la Generalitat.

Tal y como informó el propio Dalmau en una entrevista en Cadena Ser días atrás, la intención del vicepresidente era que el primer pleno del Consell del año aprobase esta norma que le permitiría coordinar las políticas de medio ambiente en el Ejecutivo. Un punto que fue motivo de enfrentamiento entre Unidas Podemos y Compromís durante la negociación del acuerdo del Botánico y que llevó a momentos de tensión. La formación morada exigía gestionar estas competencias medioambientales en manos de los nacionalistas la anterior legislatura pero el partido liderado por Mónica Oltra se negaba en rotundo. Finalmente, se llegó a un pacto en el que se presentaba a Dalmau como vicepresidente 'verde' aunque sin delegar ningún tipo de competencias de este departamento.

Esta misma semana, la consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica y dirigente de Compromís, Mireia Mollà, no dudó en recordar a Dalmau que las competencias medioambientales son suyas aunque abrió la puerta a una «coordinación transversal» a la que aspira el vicepresidente segundo.

Desde el departamento que encabeza el dirigente de Podemos aseguraron que el decreto no se ha cancelado sino que se ha pospuesto hasta, en principio, la semana que viene ya que se han retrasado los plazos iniciales en el paso por la comisión técnica que evalúa la norma. Según explicaron, no habrá un traspaso de competencias desde la conselleria que encabeza Mollà sino una delegación por parte del mismo presidente Ximo Puig «para ejercer funciones de coordinación, armonización e impulso» entre los miembros del Ejecutivo autonómico.