El Consell enfría el debate sobre la tasa turística y Ribó defiende su implantación

Enric Nomdedéu. / EFE
Enric Nomdedéu. / EFE

La vicepresidenta mantiene que se trata de un asunto «complejo» mientras el secretario autonómico de Empleo se burla de las críticas

NURIA VALLADOLID/ S. P.

El debate sobre la imposición de una tasa turística sigue encima de la mesa y continúa provocando diferentes opiniones sobre su abordaje entre las formaciones de izquierda. Estas disidencias se apreciaron ayer, al planteársele la polémica a la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, y al alcalde de Valencia, Joan Ribó, durante una visita a La Marina de Valencia.

Mientras que Oltra explicó que todavía se está estudiando el asunto, Ribó defendió que, aunque el Ayuntamiento pretende abordar «el problema desde el diálogo y el respeto a las normas de la Generalitat», la tasa «le interesa a Valencia». El alcalde aseguró que los turistas son «muy bien recibidos», pero que hay una serie de aspectos que «encarecen los servicios de la ciudad y de alguna forma se han de compensar».

Oltra, por su parte, criticó que en política parece que «todo tiene que ser frenético, blanco o negro», y que este es «un debate más complejo». Por su parte, varios dirigentes de Compromís no dudaron en criticar la tibieza de los socialistas con la tasa en redes sociales e incluso el secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu se burló de quién está en contra del impuesto. «Les cobramos 25 euros por un plato de paella infame y una triste ensalada, 3 por una cerveza y 12 por un gin-tonic discutible y van a dejar de venir por una tasa de dos euros. ¿En serio?» afirmó Nomdedéu. A su vez, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, afirmó, durante la toma de posesión del nuevo director general de Turismo, que la tasa turística no es el «debate central» respecto al turismo, y pidió «no crear conflictos donde no los hay».

De esta forma se evidenciaban las diferentes perspectivas respecto a la implantación de la tasa incluso dentro de Compromís, que, junto a Podemos, lleva meses defendiendo la propuesta.