El Consell eleva el coste de sus altos cargos hasta los 29 millones

Pleno del Consell del nuevo Botánico. / D. Torres
Pleno del Consell del nuevo Botánico. / D. Torres

El Botánico ultima una estructura que sobrepasa los 125 puestos y que subirá el gasto público en los próximos cuatro años

M. HORTELANO

valencia. El misterio aún no se ha desvelado. Pero el nuevo Gobierno del Botánico ya tiene número de serie. En concreto sobrepasará los 125 puntos. La cifra corresponde al conjunto de altos cargos totales que formarán parte del Consell de la Generalitat durante los próximos cuatro años. En total, y a falta de la cifra definitiva, serán más de una treintena que en la anterior legislatura y supondrán un coste total de alrededor de 29,5 millones de euros en los cuatro años de mandato, sin contar los complementos que cada mes engrosarán las nóminas de las autoridades. 7,3 millones cada año.

El pleno del Consell aprobará hoy previsiblemente el decreto de estructura del segundo escalón, que fijará el número de direcciones generales. Serán casi una veintena más que en la pasada legislatura. Con la cifra de direcciones generales finiquitada, la Generalitat completará su estructura definitiva, a falta de fijar el dato de personal eventual y con la vista puesta en la reordenación del sector público empresarial y los correspondientes nombramientos de sus directivos.

LAS CIFRAS

12
consellerias tendrá el nuevo Botánico, dos más que en la legislatura anterior.
7,3
millones de euros al año en sueldos del Consell, subsecretarios, secretarios autonómicos y directores generales.
25%
más de gasto público para salarios y complementos.

El balance final de altos cargos se cierra con un presidente de la Generalitat, dos vicepresidencias, nueve consellerias, doce Subsecretarías, 29 Secretarías Autonómicas y alrededor de 70 Direcciones Generales. Una cifra sensiblemente superior a la de la anterior legislatura en todos sus escalones, que hará elevar también la nómina destinada a pagar los salarios en el capítulo uno del presupuesto autonómico.

El PPCV denuncia que los altos cargos «se multiplican como los panes y los peces»

A falta de conocer los nombres de todas las personas que ocuparán las plazas de altos cargos y su procedencia (sector público o privado), el grueso de sueldos estimado ascenderá a 29,4 millones de euros en la legislatura. 7,3 millones de euros al año, sin contar los suplementos por vivienda que tienen derecho a percibir los altos cargos que residan fuera de su localidad, o los complementos por antigüedad o carrera profesional en el caso de que sean funcionarios públicos. En el último presupuesto de la Generalitat para 2019, las cuentas contemplaban 5,8 millones de euros para pagar a los altos cargos. Pero el nuevo Botánico disparará esa cifra hasta los 7,3. Casi un 25% más que en la anterior legislatura. La cifra aumenta, además, porque con la actualización de los sueldos de los empleados públicos, el Consell también aprovechó para adecuar los suyos.

Con la subida aplicada a principios de año, el presidente de la Generalitat cobra 71.761 euros anuales sin incluir el complemento por vivienda. Los dos vicepresidentes, Mónica Oltra y Rubén Martínez Dalmau, percibirán 61.131 euros anuales, sin incluir el complemento vivienda en caso de que lo perciban. Los nueve consellers restantes (Gabriela Bravo, Rafael Climent, Arcadi España, Vicent Soler, Mireia Mollà, Carolina Pascual, Vicent Marzà, Rosa Pérez y Ana Barceló) recibirán un sueldo de 61.131 euros, al margen de si pueden recibir complementos si son funcionarios, o la ayuda para vivienda. En total, habrá dos miembros más del Consell con su consiguiente gabinete.

En el siguiente nivel en rango y salario estarán los 29 secretarios y secretarias autonómicos. La cifra ha crecido en siete personas y ha elevado su presupuesto hasta los 1,7 millones de euros al año, 6,8 millones en los cuatro años de legislatura. Los números dos de las consellerias también tienen derecho a percibir el complemento de vivienda y a continuar cobrando su antigüedad en el caso de proceder de la función pública.

En el tercer puesto del escalafón de la conselleria se situarán los doce subsecretarios y subsecretarias, dos más que en la anterior legislatura. Con un salario de 60.581 euros, elevarán la nómina anual hasta los 726.972 euros.

La cifra de direcciones generales oscilaba al cierre de esta edición alrededor de los 70 puestos. Cada director o directora general percibirá un salario de 58.787 euros anuales, por lo que la cifra total ascenderá a 4,1 millones de euros al año.

En total, el conjunto de altos cargos de la Generalitat pasará de los 5,8 millones de la anterior legislatura a 7,3 millones al año. De algo más de 24 millones en cuatro años a más de 29, 4 en los cuatro ejercicios presupuestarios. Al margen queda el gasto público en personal eventual, que hasta la fecha estaba limitado a 74 nóminas de asesores y asesoras y que tiene previsto crecer en este nuevo ejercicio. Aunque la cifra no es aún pública, las fuentes conocedoras de la negociación la cifran en alrededor de un centenar.

La vicesecretaria general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Elena Bastidas, aseguró ayer que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, dispara el número de altos cargos y asesores de su Consell hasta el escándalo tras vender un mensaje de austeridad que ha resultado falso». La dirigente popular señaló que el número de altos cargos y asesores del nuevo Botánico es «como la multiplicación de los panes y los peces». «Todo este aumento en solo cuatro años. Estamos hablando de entrada de cuatro millones de euros más en altos cargos respecto al primer Consell de Puig en 2015», dijo Bastidas.

Más