El Consell condena el ataque de Arran por «violentar la vida de otras personas»

Bus asaltado. / Arran
Bus asaltado. / Arran

El Ayuntamiento de Valencia aprobará una declaración en defensa de un modelo turístico de consenso

S. P./ AGENCIAS

Valencia. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, condenó ayer el lanzamiento de un bote de humo contra un bus turístico por miembros de Arran porque «no se puede violentar la vida de otras personas».

Puig ha hecho estas declaraciones en el Palau de la Generalitat después de que miembros de Arran, organización extremista juvenil afín a la CUP, irrumpiesen en un autobús para protestar por el «turismo masivo». «Los ciudadanos pueden manifestarse y hay maneras pacíficas de expresar que están en desacuerdo; lo que no se puede es violentar la vida de otras personas, porque tu libertad acaba cuando empieza la libertad de otra persona», advirtió.

Por su parte el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, aseguró que se adoptarán «las medidas proporcionales que requiere esta situación». «Estamos tomando medidas. La Delegación del Gobierno, con la Jefatura Superior de Policía y con la Guardia Civil, éramos conscientes de que estas situaciones pueden pasar», añadió.

Fernando Giner, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valencia, recordó que han presentado una declaración institucional a raíz de los actos de la organización independentista que será aprobada en el próximo pleno. Para Giner «la esencia de la declaración institucional que presentará Ciudadanos es que reconocemos que el turismo es un sector estratégico que genera riqueza y que es muy importante para Valencia. Valencia tiene la suerte de contar con unos espacios privilegiados como es la Albufera, como es su costa, su cultura y su tradición».

La concejala de Turismo en el Ayuntamiento de Valencia, la socialista Sandra Gómez, rechazó también el ataque «contra el turismo masificado» protagonizada ayer por miembros de Arran en un autobús turístico de la ciudad, y ha advertido de que estas acciones «no tienen cabida en Valencia». Pero estas declaraciones no fueron suficientes para el PP ya que el portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de la capital, Eusebio Monzó, consideró «inaceptable» que el alcalde Joan Ribó «no haya condenado todavía» y criticó que «permanezca callado».

El ataque de Arran a bus turístico se produjo después de que este fin de semana se produjera otro acto relacionado con los independentistas. Un seguidor de Joan Tardà, diputado de ERC en el Congreso, golpeó a una manifestante valencianista el pasado fin de semana en el municipio de Barxeta donde Tardà tenía programado un acto. Juan García Sentandreu, exlíder de la extinta Coalició Valenciana y abogado de la víctima, anunció que interpondría una denuncia penal.

Fotos

Vídeos