La Comunitat, aún más lejos de la media española en financiación por habitante

Ángel de la Fuente, experto de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada. / LP
Ángel de la Fuente, experto de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada. / LP

La liquidación de 2016 del sistema revela que la región sigue a la cola y que cada valenciano recibió 211 euros menos que la media

JC. FERRIOL MOYA VALENCIA.

El debate sobre la reforma de la financiación autonómica ofrece algunos hechos incontestables. Una de esas certezas absolutas es la que revela que la Comunitat Valenciana ocupa la cola de la clasificación de las CC AA en lo que a financiación por habitante se refiere. Los datos facilitados por el ministerio de Hacienda respecto a la liquidación del modelo correspondiente al año 2016, unidos al estudio elaborado por la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) confirman con cifras lo que todos los partidos del arco parlamentario valenciano vienen constatando desde hace años: la infrafinanciación que arrastra la Comunitat y la necesidad de revisar el modelo.

El informe de Fedea, elaborado por Ángel de la Fuente, señala que la Comunitat recibió en 2016 un total de 11.104 millones de euros procedentes del sistema de financiación, según datos de Hacienda. La cifra supone, en términos absolutos, la cuarta más elevada de todas las regiones, por detrás de Andalucía, Cataluña y Madrid. De la Fuente introduce algunos ajustes en la cifra, como la improcedencia de algunos ingresos y por homogeneización de tributos, que deja los ingresos en 10.724 millones de euros.

LAS CIFRAS

11.104
millones de euros fueron los ingresos totales de la Comunitat en 2016 por la financiación.
2.226
euros fue la financiación de cada valenciano, a casi 700 euros de Cantabria, la mejor per cápita.
8,7
puntos es la diferencia de la financiación valenciana por habitante si la media española es cien.

Pero es en términos relativos, cuando se introduce el factor de la población para conocer el impacto real de esos ingresos sobre cada ciudadano, cuando se obtiene un resultado muy distinto. De hecho, el mismo informe señala que cada valenciano recibe 2.226 euros «en financiación homogénea por habitante ajustado», es decir, a mismas competencias y teniendo en cuenta ña población de la región.

Casi 700 euros

Esa cifra, 2.226 euros es la más baja de todas las autonomías del régimen común. La media española por habitante se sitúa en 2.437 euros, de manera que cada valenciano recibe 211 euros menos. Únicamente otras tres regiones reciben una financiación por habitante por debajo de la media española: Murcia (2.270 euros), Andalucía (2.316 euros) y Castilla-La Mancha (2.386 euros). Todas las demás (del régimen común) se sitúan por encima de esos 2.437 euros de media española. La que encabeza esa clasificación per cápita es Cantabria, puesto que cada ciudadano de esa región recibió en 2016 un total de 2.920 euros, es decir, 694 euros más que cada valenciano.

El informe de Fedea traslada esos datos absolutos a términos relativos. Si la media española es 100, el dato de la Comunitat Valenciana correspondiente a 2016 se sitúa en el 91,3. La cifra es ilustrativa porque permite comparar a qué distancia está la financiación per cápita de cada valenciano de la media española y si esa brecha crece o no. Y sí que lo hace. En 2015, la Comunitat se situaba en un 91,8, cinco décimas más cerca de la media. De manera que lo que se concluye es que la financiación per cápita valenciana no sólo no redujo sino que amplió su distancia con la media española.

El estudio del profesor De la Fuente destaca la mejora de regiones como Canarias, que amplía más de cinco puntos su diferencia con la media española. Y subraya también los retrocesos de regiones como Galicia, Extremadura, Rioja y Cantabria. Con todo, cabe subrayar que estas cuatro regiones se encuentran entre las que mejor financiación por habitante reciben de las del régimen común.

La caída de ingresos del sistema de financiación en lo que se refiere a la Comunitat Valenciana tiene su origen en la sensible reducción de los ingresos tributarios (un 0,7%) y en la del fondo de suficiencia (un 1%).

Los datos sobre la liquidación de la financiación ponen de manifiesto la urgencia de la reforma del modelo. Una bandera de la que el Consell del Botànic ha venido haciendo gala desde su llegada al Palau de la Generalitat pese a que, tras la moción de censura y la llegada de Pedro Sánchez a la Moncloa, el tono reivindicativo se ha visto significativamente reducido. De hecho, el anuncio del líder del PSOE de que la reforma del modelo no tendría lugar esta legislatura apenas tuvo contestación por parte del Gobierno valenciano. El Consell tampoco ha alzado la voz ante el retraso en la aprobación de las medidas compensatorias que el propio Sánchez anunció para las regiones infrafinanciadas en lugar del cambio de modelo. El anuncio de que el Gobierno asumirá la deuda de la Marina ha silenciado todo lo demás.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos