Compromís insiste en una Entesa al Senado pese a que el PSPV ya tiene su lista

Los senadores Mulet y Navarrete advierten de que la fragmentación de la izquierda y el sistema de elección favorecen al Partido Popular

R. V.

valencia. Compromís vuelve a la carga y reclama de nuevo al PSPV una candidatura común de los partidos de izquierda al Senado en la Comunitat. Los senadores de Compromís, Carles Mulety Jordi Navarrete, pidieron ayer otro esfuerzo para posibilitar la unidad de las fuerzas progresistas siguiendo «la filosofía del Govern del Botànic».

La petición de los dos parlamentarios de Compromís se produce después de que el pasado sábado el PSPV eligiera su candidatura al Senado sin ni siquiera considerar la posibilidad de un pacto entre las fuerzas de izquierda.

Jordi Navarrete argumentó en favor del pacto el éxito conseguido por l'Entesa catalana en 1977 que logró 18 senadores y doce en 2008. En este sentido, apuntó que la fragmentación en la izquierda y el «perverso sistema de elección de senadores» perjudica a las opciones minoritarias y sobredimensiona al PP, que con un 30% de los votos cuenta con una amplia mayoría en la cámara.

El senador de Compromís puso los datos sobre la mesa. El PP en 2016 consiguió 9 senadores con el 36% de los votos, mientras que la coalición Podemos-Compromís-EUPV logró tres senadores con el 26% de los sufragios. El PSPV, con el 21,5%, se quedó sin ninguno.

«Alguien debe hacer una lectura de los beneficios de superar a los populares y obtener el máximo de senadores, para debilitar a una formación que ya está nerviosa por el descalabro que la va a suponer la proliferación de fuerzas en la derecha y perder el control de su chiringuito, donde cocinan a su gusto y utilizan la cámara como un búnker», señaló Navarrete.

Para el senador castellonense «tan solo con la unidad podremos revertir y debilitar a un Partido Popular temeroso de perder el control de las instituciones y que insta a formaciones como Vox a no presentarse en el Senado y no perder así sus privilegios y capacidad de activar amenazas sobre autonomías como es el 155, competencia que corresponde al Senado».