Compromís defiende aumentar la partida para À Punt pero el PSPV se resiste

La coalición pide más dinero para evitar despidos y los socialistas apuestan por demorar el límite de la masa salarial

BURGUERA VALENCIA.

La partida presupuestaria de À Punt para el año próximo (55 millones, cantidad similar a la del presente ejercicio) amenaza con convertirse en un quebradero de cabeza para PSPV y Compromís, los partidos que forman parte del Gobierno valenciano, cuyo presidente, Ximo Puig, ya manifestó su rechazo a incrementar una dotación que los nacionalistas de Compromís tienen intencíón de incrementar bajo el pretexto de que, de no hacerlo, habrá que despedir a una parte de la plantilla de la nueva televisión pública valenciana.

Compromís insistió ayer en la necesidad de incrementar el presupuesto de la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación (CVMC) con el fin de alcanzar el mínimo que establece la ley. Sin embargo, los socialistas valencianos, coherentes con la posición expresada por el presidente de la Generalitat, son partidarios de buscar una solución jurídica que permita el incumplimiento de esa norma durante un tiempo. Fuentes del Consell estudian esta posibilidad desde hace semanas. Consistiría en aplicar una moratoria a una cláusula que establece un tope para el gasto de personal, disposición que incluyó Ciudadanos para evitar que la televisión dispare su plantilla. El PSPV y el propio Ejecutivo son proclives a que, a través de la Ley de Acompañamiento, se dé un margen de tiempo al ente con el fin de nivelar sus partidas de gasto.

El portavoz parlamentario de Podem, Antonio Estañ, por su parte, abogó ayer por contemporizar. No quiso pronunciarse hasta que comparezcan en Les Corts los responsables de  Punt, tanto el presidente de la CVMC, Enrique Soriano, como la directora general, Empar Marco.

Tras la Junta de Portavoces, el síndic de Compromís, Fran Ferri, defendió que el presupuesto de À Punt debe ajustarse a la ley, que contemplaba un máximo y un mínimo, y que fue aprobada en la Cámara sin ningún voto en contra.

El portavoz socialista, Manolo Mata, señaló, no obstante, que también quiere que se cumpla la ley, si bien precisó que existen varias opciones para que así sea, entre ellas, incrementar el presupuesto de À Punt, pero no sólo esa, sino que también se puede establecer una moratoria de un tiempo, a través por ejemplo de la ley de Acompañamiento a los Presupuestos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos