Compromís critica al Gobierno por «el varapalo» al sector agrícola de la Comunitat

S. P.VALENCIA.

El portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet, hizo ayer pública una nueva respuesta del Gobierno central que supone el «enésimo desprecio hacia el campo valenciano» con su defensa «a capa y espada» del acuerdo comercial con Mercosur.

Según Mulet, «el Gobierno evita revisar este acuerdo, y evita analizar si va a tener o no efectos negativos sobre la citricultura, agricultura en general, ganadería o apicultura como afirma el sector, y se queda superficialmente aplaudiendo el acuerdo».

Mulet aseguró que después de la negativa del Gobierno a revisar este acuerdo o a pedir que se investigue si procede aplicar la cláusula de salvaguardia con el acuerdo de Sudáfrica, «la principal amenaza que tiene ahora el campo valenciano, es el Gobierno en funciones del PSOE».

El senador afirmó que desde su formación están advirtiendo de la llegada continua de plagas por puertos europeos de cítricos de Sudáfrica, «la peor plaga que podía llegarle al sector era la de un ministro prepotente y soberbio como Luis Planas, que no se digna ni a escuchar al sector y se dedica a criticar directamente a los productores. Una persona como esta no puede ser ministro», indicó el senador.

A través del acuerdo con Mercosur, la Unión Europea logra el acceso a un mercado de 260 millones de consumidores, con un Producto Interior Bruto (PIB) anual de 2,2 billones de euros. Las empresas europeas se beneficiarán de un ahorro arancelario de 4.000 millones de euros (unos 400 millones de euros, en el caso de las empresas españolas), destaca el Gobierno español. El Acuerdo liberalizará el comercio de bienes de forma progresiva, con períodos de transición de 10 años en la mayoría de productos; simplifica procedimientos aduaneros; armoniza normas de calidad, de etiquetado y refuerza la cooperación de fitosanitarios.