Compromís apoya la visita a los separatistas en la cárcel

S. P./ EP

Valencia. El síndic de Compromís en Les Corts, Fran Ferri, defendió ayer la visita a políticos presos independentistas que hizo el exeurodiputado de la coalición valenciana Jordi Sebastià a la cárcel de Lledoners. «Son visitas que entran dentro de la normalidad democrática para intentar resolver un problema político con política», subrayó el portavoz parlamentario.

Ferri se pronunció en estos términos ante los medios de comunicación, preguntado por la visita de Sebastià, delegado de Compromís en Bruselas. Sebastià, perteneciente a la línea 'dura' del Bloc, el sector más nacionalista dentro del partido mayoritario en Compromís, acudió a la prisión como participante de una delegación del Parlamento Europeo en las que también se incluía a la eurodiputada de EU Marina Albiol, que se encontró con el exvicepresidenta Oriol Junqueras, los consellers Raúl Romeva y Josep Rull, así como con Jordi Cuixart, líder de la plataforma independentista Omnium Cultural.

Tras su visita, el dirigente que aspira a volver a ser cabeza de lista de Compromís para las europeas también fue muy crítico. «Después de conocer las delirantes peticiones de la Fiscalía española, se mantienen fuertes y firmes en sus ideas», señaló el exeurodiputado de la coalición nacionalista valenciana, para quien el problema es que «no hablamos de independencia sino de derechos fundamentales». Sebastià calificó todo el procedimiento judicial que afecta a los políticos independentistas catalanes como un proceso sin «garantías», y que se trata de una «injusticia absoluta». Para el exeurodiputado «los restos del franquismo» no dejan avanzar a la democracia española.

Al respecto, Ferri, señaló que no ve «mal» esa visita en la que «no solo estaba Sebastià, sino que iban más eurodiputados porque se montó desde el Parlamento Europeo», subrayó, para indicar que este tipo de visitas no solo las han realizado eurodiputados, sino también «gente de la patronal, el mundo empresarial, social y cívico». A su juicio, «esa visita entra dentro de la normalidad democrática y de intentar buscar una solución política a un problema político», remarcó para insistir en que «un problema político se resuelve con política y diálogo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos