Otra comparecencia más sin sentido en Les Corts

José Luis Ábalos durante su intervención ayer. / EFE/Kai Försterling
José Luis Ábalos durante su intervención ayer. / EFE/Kai Försterling

El número dos del PSOE es llamado a declarar por participar en una sola reunión de su partido con el recinto hace 16 años Ábalos acude a la comisión de investigación de Feria Valencia

A. CERVELLERA VALENCIA.

La comisión de investigación sobre la gestión de las instituciones feriales de la Comunitat lleva más de un año intentando indagar en las responsabilidades políticas que se pueden atribuir por la quiebra de entes como Feria Valencia. En las intervenciones que han tenido lugar estos meses, muchas veces calificadas por los diputados de improductivas, han acudido principalmente gestores de las instituciones y dirigentes del PP, partido que gobernaba en la Generalitat, pero ayer fue llamado a declarar José Luis Ábalos, actual secretario de organización del PSOE, en calidad de exconcejal del Ayuntamiento de Valencia por haber asistido a una única reunión en el año 2002.

Ábalos, que acudió a Les Corts por la petición del grupo parlamentario de Ciudadanos, comenzó su intervención indicando que no considera que sea la persona «más indicada» para explicar la gestión de Feria Valencia ya que remarcó que a la reunión que acudió, y que era el motivo de su citación, fue en calidad de «acompañante». En su respuesta del portavoz de Ciudadanos en la comisión, Antonio Woodward, Ábalos subrayó que estaba citado con Rafael Rubio, entonces portavoz del PSPV en el consistorio, y que por ello acudió a la reunión que celebró su grupo con representantes de la institución aunque fuera responsable de los temas de cultura.

El número dos del PSOE confesó que no prestó «mucha atención» a un encuentro que cree que no era relevante ya que, como recordó, el PSPV no estaba presente en el patronato de la feria aunque lo reclamaran desde el pleno municipal. Ábalos señaló que su partido firmó el primer convenio entre el Ayuntamiento y Feria Valencia porque era «beneficioso para la ciudad», recalcó que sobre la gestión de la institución no podía aportar mucho más y sentenció que se considera «un elemento inútil» para la comisión.

El secretario de organización socialista continuó su intervención con el relato de la situación que vivía la oposición que encabezaba el PSPV, donde afirmó que aunque intentaban controlar la acción del gobierno municipal de Rita Barberá «el estilo político era el que era» y «todo eran problemas» y acusaciones de «poco valencianismo». Unas palabras que le fueron reprochadas por Fernando Pastor, diputado del PP, que le criticó que nunca denunciara esas prácticas.

 

Fotos

Vídeos