El Gobierno enviará 250 millones pero exige aprobar ya los recortes

La ministra María Jesús Montero y el presidente Ximo Puig, en Madrid. /EFE
La ministra María Jesús Montero y el presidente Ximo Puig, en Madrid. / EFE

Hacienda se compromete a que estén antes del 9 de octubre si se aprueba el PEF y dice que los 450 de entregas a cuenta llegarán «durante este trimestre»

JC. Ferriol Moya
JC. FERRIOL MOYAValencia

«Lo fundamental es que ante estas tensiones de tesorería (las de la Generalitat) vamos a tener la cobertura del Gobierno de España». Ximo Puig pareció salir satisfecho este lunes de su reunión con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. La cita, aplazada la semana pasada, buscaba soluciones inmediatas para los problemas de liquidez de la administración autonómica. Sobre la mesa, los 450 millones de euros de las entregas a cuenta de la financiación, bloqueados por el ejecutivo central, y los 280 millones de la actualización del IVA del último diciembre.

Puig calificó de «positiva» y «de avance» la reunión. Al término de la misma explicó el compromiso del Ejecutivo central de remitir «antes del 9 de octubre» 250 millones de euros del extraFLA. A esa cifra, el presidente valenciano añadió el anuncio de la ministra de liberar «en este trimestre» los 450 millones de las entregas a cuenta. Además, aseguró que la titular de Hacienda le había asegurado que, en materia de financiación, la Comunitat recibiría 278 millones de euros más que el ejercicio anterior.

Montero asegura que las entregas a cuenta han aumentado en 278 millones

El conjunto de cifras podría dibujar un balance positivo de la reunión. La letra pequeña, sin embargo, deja un regusto distinto. Puig admitió que el compromiso de desbloquear en poco más de tres semanas esos 250 millones de euros de extraFLA estaba vinculados a la aprobación del PEF. Las siglas responden al Plan Económico Financiero, el documento que tiene que aprobar la conselleria de Hacienda, y remitir al ministerio, y que incorporará los recortes que tiene que ejecutar el Gobierno valenciano. En tanto que la aprobación de ese PEF es una condición previa, lo que se concluye es que el Consell tendrá que aprobar sus ajustes -cifrados hasta ahora en 440 millones- antes de esas pocas semanas que van hasta el 9 de octubre, para que el Gobierno desbloquee los 250 millones.

Este 'recortes a cambio de liquidez' parece alejado del trato singularizado que el Gobierno valenciano pretendía por parte del Ejecutivo que preside en funciones Pedro Sánchez. «Hemos avanzado en el transitar en este tiempo con un gobierno en funciones que puede hacer lo que puede hacer», dijo Puig.

¿Y qué puede hacer? Si el Gobierno valenciano pretendía que los 450 millones de euros de entregas a cuenta llegaran de forma inmediata, el compromiso de la ministra fue poner una fecha sobre la mesa: «este trimestre». Puig concretó ese periodo que, arrancando este lunes mismo, finalizaría a mediados del mes de diciembre. Se trata, por tanto, de la fecha que la ministra había venido anunciando para el desbloqueo de esos fondos. Tampoco en esta cuestión cabría concluir que el Gobierno valenciano logró un trato preferencial por parte de Madrid. «El Gobierno está buscando cuál es la vía más rápida», explicó el presidente para aludir a que ese trimestre podría acortarse.

Puig, satisfecho porque el Gobierno «garantiza la tesoreríade la Generalitat»

Puig sí consideró «muy positivo» el hecho de que la Generalitat vaya a recibir -según le trasladó la ministra- 278 millones más que el año pasado en materia de financiación ordinaria, a pesar de contar en 2019 con unos PGE prorrogados. ¿Pero esa cifra se suma a los 450 millones de entregas a cuenta? Las fuentes consultadas por este diario señalaron que ese aumento de la financiación responde a la mejora de la actividad económica y que, de facto, sería dinero que la Comunitat ya ha ido recibiendo mensualmente por la financiación. Es decir, no sería una cifra a sumar.

A Puig se le preguntó también por la convocatoria del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) solicitada por algunas regiones, y también por Compromís. «Para nosotros es bastante irrelevante con un Gobierno en funciones. ¿Qué van a poder decidir?, se preguntó.

¿Y qué opinan los socios de Puig en el Consell? Desde Compromís se señaló este lunes que las reuniones mantenidas por Puig, el lunes, y por Soler, la semana pasada, se adaptaban a su planteamiento de que el Consell debía hacer evidente que es el Gobierno central el que no remite dinero a la Comunitat. «A partir de ahí, si hay que hacer recortes, lo que decimos es que deben negociarse por la conselleria de Hacienda con el resto de departamentos y que se debe ejecutar lo presupuestado en el capítulo I (gasto de personal) del presupuesto y que por ahora permanece bloqueado.

Puig aprovechó su presencia en Madrid para insistir en que el debate de fondo prioritario debe de ser la reforma del sistema de financiación autonómica «porque eso es hablar de la garantía del Estado del Bienestar». Y añadió: «No se puede seguir con esas desigualdades que existen en materia de financiación, tanto entre las regiones de régimen común como con las de régimen foral», señaló. Este lunes mismo, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, calificó de «sorprendente y chocante» que la ministra Montero sí recibiera a Puig.