Ciudadanos suaviza ahora su negativa a pactar con Vox en la Comunitat

Mari Carmen Sánchez, portavoz de Ciudadanos en Les Corts. / irene marsilla
Mari Carmen Sánchez, portavoz de Ciudadanos en Les Corts. / irene marsilla

«Primero tendríamos que ver cuál es la aritmética parlamentaria», asegura la portavoz del partido naranja en Les Corts

BURGUERA

valencia. Ciudadanos en la Comunitat comienza a no saber a qué carta quedarse respecto a Vox. Unas veces le hacen ojitos y otras le tuercen el gesto. Fernando Giner, portavoz autonómico de la formación y del grupo municipal en el Ayuntamiento de Valencia, se mostró abierto a pactar hace casi un mes. Juan Córdoba, diputado y responsable de organización en la provincia, aseguró quince días que , «en principio, desde el punto de vista filosófico, evidentemente a Ciudadanos nos costaría bastante el poder pactar los puntos que lleva Vox en su programa», pues era algo que no le parecía «oportuno». «Es decir, en resumen, no», zanjó. Sin embargo, esa negativa fue antes del enorme movimiento sísmico electoral en Andalucía. Ayer, la síndica de Ciudadanos en Les Corts, Mari Carmen Sánchez, dejó el asunto en el aire. No manifestó voluntad de pacto pero, sobre todo, evitó descartar la en varias preguntas posteriores a la Junta de Síndics, incluida una en la que se le preguntó directamente por las palabras de Córdoba.

«Primero tendríamos que ver cuál es la aritmética parlamentaria, pero nosotros siempre hemos dicho que pactaríamos con medidas encima de la mesa y, sobre todo, con partidos constitucionalistas, europeístas y que crean en esa regeneración democrática en la que nosotros creemos firmemente. Presentaremos en Andalucía nuestro candidato. La responsabilidad la tienen tanto PSOE como PP; hemos apoyado a ambos partidos en distintas situaciones, pero ahora son ellos los que nos tienen que apoyar a nosotros. Más que nada porque es el cambio de gobierno que han pedido los andaluces para su comunidad autónoma, señaló Sánchez. La síndica de Ciudadanos, interrogada sobre las palabras de Córdoba, fue aún más ambigua, si es que eso es posible: «Nosotros creemos en garantizar libertades, derechos, en un partido que no ponga fronteras, en un partido que crea en la UE... eso son matices que nos separan ahora mismo de Vox. Por eso creemos que cualquier pacto siempre pasa por pactar esa responsabilidad que tienen ahora mismo encima de la mesa tanto PSOE como PP».

Los más benevolentes quisieron entender ayer que esa referencia a la UE era un modo de cortar el paso a un futuro acuerdo; no obstante, se trata más de un condicionante del diálogo que una actitud «filosófica», tal y como precisó Córdoba dos semanas antes. El tono de la intervención de Sánchez induce a pensar que Ciudadanos no dice que no a un futuro pacto con Vox para conquistar la Generalitat porque, tras las elecciones andaluzas, sabe que ya no puede decir que no, o que quizá en 2019 no esté en posición de rechazarlo.

La posible irrupción de Vox en la Comunitat acaparó el discurso de todos los partidos del arco parlamentario en Les Corts tras la Junta de Síndics. El PP mantuvo la idea de que están abiertos al diálogo con cualquiera, sin excluir a este nuevo actor político, mientras que Podemos y Compromís expresaron su sobresaliente preocupación ante la posibilidad de que Vox se convierta en una opción política pujante.

 

Fotos

Vídeos