Ciudadanos rechaza la tasa turística por «nociva»

A. DE JUAN

El responsable de turismo de Ciudadanos en Les Corts, Carlos García, rechazó ayer la implantación de una tasa turística por considerarla «nociva» para el sector de la hostelería valenciano y propuso un plan para combatir el fraude fiscal y la actividad turística sumergida. El representante defendió que existen «otras vías más allá de las recaudatorias para garantizar la calidad del turismo», además de abogar por incrementar el número de inspectores u obligar al registro de los alquileres vacacionales.

«La lucha contra el alojamiento ilegal o la legalización del alojamiento no reglado son algunas de las medidas que no perjudicarán a los que ya cumplen con la normativa», explicó García.

El dirigente destacó que el sector hostelero es uno de los «motores» de la Comunitat por lo que García denunció que si no se aplican iniciativas para luchar contra el alojamiento ilegal, quienes no cumplen las reglas, extraen una ventaja competitiva «absolutamente ilegítima».

Por último, el diputado instó al Consell a «gestionar mejor los ingresos procedentes del turismo, en lugar de subir los impuestos» ya que el sector aporta más fondos a las arcas públicas por recaudación directa que los gastos corrientes que genera.

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, afirmó que «no hay ninguna tensión» con los socios de Gobierno, Unidas Podemos y Compromís, por la tasa turística, sino que puntualizó que hay «opiniones diversas», al tiempo que anunció su intención de dialogar «desde la sensatez» con los sectores afectados y «pensando en el interés general». El PP también se opone a la implantación.