PP y Ciudadanos presentan enmiendas a la totalidad de los presupuestos

El PSPV defiende que son unas cuentas «que merece la pena apoyar» y Compromís las califica de «reivindicativas»

EP

Valencia. Los grupos parlamentarios de Ciudadanos y PP presentarán una enmienda a la totalidad a los Presupuestos de la Generalitat Valenciana para 2019, al considerar que son «irreales y ficticios», mientras que los partidos que conforman el pacto del Botànic (PSPV, Compromís y Podemos) defendieron que son unas cuentas «reivindicativas» con «ingresos ajustados».

Así lo explicaron en rueda de prensa los síndics de las cinco formaciones, tras la junta de portavoces que acordó los temas a tratar en la próxima sesión plenaria. De este manera, el miércoles 15 de noviembre se debatirán las enmiendas a la totalidad de Ciudadanos y PP al proyecto de Presupuestos de la Generalitat, mientras que el jueves 16 será el turno de la enmienda también a la totalidad del PP a la ley de acompañamiento. En concreto, el portavoz adjunto del partido naranja, Juan Córdoba, explicó que las cuentas del gobierno autonómico «incluyen varias partidas que no se sabe cómo se van a materializar y que no cuentan con ninguna seguridad de que se vayan a recibir». A su juicio, la primera que debería suprimirse es la que contempla los 1.325 millones de euros porque «no hay ninguna seguridad de que se vayan a recibir», añadió.

El parlamentario también criticó que «también esté en el aire poder recibir 600 millones de euros presupuestados en Sanidad, 300 de los cuales los aportaría el Gobierno en concepto de la atención que se presta a pacientes de otras autonomías». Sin embargo, Córdoba aseguró que «el Ministerio de Sanidad en ningún momento se ha comprometido a ello».

La presidenta del PP en la Comunitat y síndica de esta formación, Isabel Bonig, consideró que son «una gran mentira y ficticios» los presupuestos. «Estamos hablando de 2.600 millones de euros inventados que están en gastos y en inversión y que provocará recortes al final. Si no entra el dinero no se puede gastar, por lo que habrá que quitarlo de unos sitios para ponerlos en otros. No se puede gastar más de lo que uno ingresa», indicó.

Desde el PSPV, su portavoz Manolo Mata defendió que son unas cuentas que «valen la pena atender y apoyar» y negó que exista riesgo por incluir partidas que no están garantizadas. «El presupuesto nunca está garantizado y el compromiso de este gobierno es que los servicios públicos no sufran», remarcó. En este sentido, comentó que los ingresos están «ajustados» y señaló que el actual Consell lleva desde 2015 «ejecutando presupuestos progresistas y que llegan a la gente» y, por tanto, no pueden «desmarcarse de esa senda». «La agonía de los últimos años del PP no se va a reproducir», sentenció.

Por su parte, Fran Ferri, de Compromís, destacó que son unas cuentas «reivindicativas» que buscan «seguir mejorando la vida de la gente y que demuestran que Botànic tiene estabilidad y vocación de seguir después de las elecciones». Los nacionalistas justificaron así la inclusión de la partida de los 1.300 millones porque «tocaría para estar en la media estatal de inversión pública».

Las dos enmiendas a la totalidad tienen difícil prosperar ya que Podemos ya ha firmado un acuerdo para los presupuestos con PSPV y Compromís, lo que asegura superar el trámite parlamentario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos