María José Català se postula para entrar en la lista autonómica de Isabel Bonig

María José Català, este martes, en la sede del PPCV. /EFE / Biel Aliño
María José Català, este martes, en la sede del PPCV. / EFE / Biel Aliño

La aspirante a la alcaldía de Valencia apela a la «excepcionalidad» de su caso y al trabajo en Les Corts para incorporarse a la candidatura del PP a la Generalitat

Burguera
BURGUERAValencia

La candidata del PP a la alcaldía de Valencia, María José Català, admitió ayer su deseo de incorporarse a la lista de Isabel Bonigpara las elecciones autonómicas del 26 de mayo. A pesar de que la secretaria de Organización de los populares valencianos, Eva Ortiz, explicó hace unas semanas el «deseo» de la dirección regional de evitar la presencia de alcaldables en la candidatura que encabezará Bonig para Les Corts, la propia presidenta del PPCV ya señaló anteriormente que se podrían dar situaciones «excepcionales». A esa situación extraordinaria fue a la que ayer apeló Català, que de no estar en esa lista hubiera sido, además, la primera candidata del PP a la capital fuera de Les Corts en la historia de la democracia.

Català consideró, respecto a la posibilidad de ir en las listas autonómicas, que «es bueno» que la ciudad de Valencia «tenga un representante en Les Corts». Frente a esa resistencia de la dirección regional a incluir a los alcaldables del PP en la candidatura autonómica, Català recordó que otras veces se han dado «situaciones excepcionales» y se ha compatibilizado puestos en ambas instituciones, en los ayuntamientos y en Les Corts, algo que los populares valencianos quieren limitar al máximo por la gran cantidad de 'peticiones' que pueden llegar a recibir.

La candidata popular propone adoptar el sistema de Manuela Carmena con el fin de agilizar las licencias

Català se pronunció ayer así en una rueda de prensa en la que hizo balance de su primer mes de precampaña, en la que admitió que la primera medida que asumiría, y «con más gusto», sería destituir al concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, por los problemas que ha generado en el tráfico de la ciudad, el asunto que Català considera como el más problemático para los vecinos de la capital. Además, avanzó que su intención, para desatascar el colapso generado en el Ayuntamiento de Valencia con las licencias, es adoptar el sistema de Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid. La idea sería utilizar entidades colaboradoras urbanísticas habilitadas para colaborar con el Ayuntamiento en la gestión de las licencias de actividades económicas. La candidata desveló que cuentan con «datos internos» que les hacen pensar que el PP puede tener una «situación propicia para alcanzar el Gobierno de la ciudad», si bien no lo harían con mayoría absoluta y precisarían de pactos con otros partidos, entre los que se sentiría «mucho más a gusto con los que conforman el bloque de centro derecha».

La exconsellera esperará a saber si Monzó sigue imputado antes de hacer pública su lista municipal

Català explicó que el hecho de que figure o no en las listas autonómicas es una negociación entre la dirección regional y la nacional del partido, aunque recordó que cuando Génova le planteó ser la candidata les pidió «confianza absoluta, y todo lo que ello conlleva». Si bien no precisó en qué consiste esa «confianza», sería poco probable que quedase limitada a la candidatura de Valencia cuando anteriormente el aspirante del PP a la capital sí participaban en la lista autonómica. La candidatura que encabezará Bonig está disputada. Sería probable que repitiesen parlamentarios como Jorge Bellver, Alfredo Castelló, Blanca Garrigues o Juan Carlos Caballero, pero aún queda despejar las incógnitas respecto al futuro de Luis Santamaría o Vicente Betoret, entre otros.

Respecto a la personas que le acompañarán en la lista municipal, explicó que espera que después de Fallas pueda dar a conocer «si no todo» parte de un equipo en el que combinará experiencia y renovación, pues «no todo el mundo será nuevo o independiente», y donde buscará que reflejen su forma de hacer política. Esa demora permitirá a Català conocer el futuro procesal de Eusebio Monzó, imputado en la investigación sobre el aeropuerto de Castellón, pero al que Català ya reconoció haber hecho «muy buen trabajo» en el Ayuntamiento y que merecería continuar. Monzó declarará el 14 de marzo, y la candidata confía en que quede liberado de la imputación.