Casado y Bonig se encuentran en un acto en Santa Pola

S. P.

valencia. El PPCV intenta mantener la calma tras el sobresalto de las primarias nacionales del partido, donde Pablo Casado salió ganador y perdió Soraya Sáenz de Santamaría, la apuesta de la mayor parte de la cúpula dirigente de los populares valencianos. Hoy será una buena ocasión para fortalecer los puentes entre los dirigentes de la Comunitat y Génova. El presidente nacional del partido, Pablo Casado, visita Santa Pola, localidad a la que acude habitualmente, en veranos anteriores, por ser su mujer ilicitana. En este caso, Casado acude a una ofrenda floral en el monolito de la Plaza de la Diputación. El dirigente del PP participa en el acto de homenaje y recuerdo a la niña asesinada en 2002, cuando la banda terrorista ETA cometió un atentado en la localidad costera alicantina.

Casado tiene previsto, posteriormente, atender a los medios de comunicación y visitar la ciudad. Estará acompañado por el secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea; la portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Dolors Montserrat; y la presidenta del Partido Popular de la Comunidad Valenciana (PPCV), Isabel Bonig, entre otros. El dirigente nacional y la líder valenciana siempre han mantenido una buena sintonía, si bien es cierto que Bonig evitó decantarse a favor de él o de Sáenz de Santamaría durante el proceso de primarias. La presidenta del PPCV consideró que lo más adecuado por parte de la dirección de su partido en la Comunitat era mantenerse neutral. No obstante, excepto ella, prácticamente el resto de la cúpula de los populares valencianos se situaron del lado de la exvicepresidenta del Gobierno. Ese descuadre ha desatado los rumores de que en próximas fechas se producirá algún tipo de ajuste en los órganos directivos del PP de Valencia, especialmente en su gestora provincial, con el fin de dar cabida a alguno de los miembros del PPCV que sí apoyaron la candidatura de Casado. La propia diputada Elena Bastidas abrió la puerta el lunes a esta posibilidad de retocar la gestora, algo que incomoda a la dirección de los populares en la Comunitat. Igualmente, el gran tema que queda por resolver antes de las elecciones de 2019 es el cabeza de lista por Valencia, una designación que está en manos de Génova pero que se asegura que se pactará entre Bonig y Casado.

 

Fotos

Vídeos