Casado respaldará al PPCV en Benidorm para exhibir el poder del partido en Alicante

Belén Hoyo, Isabel Bonig, Pablo Casado y María José Català en un acto electoral en Valencia. /Efe
Belén Hoyo, Isabel Bonig, Pablo Casado y María José Català en un acto electoral en Valencia. / Efe

La provincia es uno de los principales bastiones de los populares al contar con decenas de gobiernos municipales y la presidencia de la Diputación

Arturo Cervellera
ARTURO CERVELLERAValencia

El inicio de curso político del PP valenciano contará con el respaldo del presidente nacional, Pablo Casado. El líder de los populares ha confirmado que acudirá a la comida que tendrá lugar el próximo 7 de septiembre en Benidorm, uno de los principales bastiones de la formación en la Comunitat, y en la que está previsto que participen en esta cita cientos de militantes, simpatizantes y cargos valencianos encabezados por la líder regional, Isabel Bonig.

El evento, que aún no tiene un lugar cerrado para su celebración, supondrá el pistoletazo de salida del nuevo curso tras el parón veraniego. La fecha elegida es significativa ya que coincidirá con un momento muy relevante para la política estatal, con la posibilidad de un adelanto electoral a la vista si no hay un acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos, y también autonómica, ya que es en septiembre cuando el nuevo Consell, que a falta de unos pocos cargos ya tiene el organigrama cerrado, comience a elaborar sus primeros presupuestos. Un momento clave para que los populares puedan presentarse como alternativa al tripartito.

Benidorm será el escenario para el encuentro y esta no ha sido tampoco una elección casual. El municipio es una de las ocho localidades valencianas con más de 10.000 habitantes en la que los populares lograron mayoría absoluta y su alcalde, Toni Pérez, es afín a Casado. Además, la provincia de Alicante es el principal bastión de la formación en la Comunitat. Tras las elecciones autonómicas y locales la mayor parte de la autonomía se tiñó de rojo pero los populares lograron resistir ya no sólo en Benidorm sino también en Torrevieja, donde también cuentan con la mayoría de los concejales, y en otra decena de ciudades relevantes como Orihuela, Calpe o la misma Alicante gracias a pactos con Ciudadanos y Vox. Pero la verdadera joya de la corona es, sin duda, la Diputación liderada por Carlos Mazón. Además, el anterior presidente provincial, César Sánchez, forma parte de la dirección estatal y encabezó la lista de las elecciones generales que logró un mejor resultado que la media nacional y autonómica.

La organización provincial ya fue durante la legislatura pasada una institución desde la que se hacía oposición al Botánico y en el PP y Ciudadanos ya han avisado en varias ocasiones que quieren que sea exhibida como «el contrapeso a las políticas del Consell». Algo que ya se ha visto en estas pocas semanas de Gobierno en actuaciones como la defensa del trasvase Tajo-Segura. Esta situación también quiere ser aprovechada por Casado, que ha recuperado discursos insignia de los populares y que quiere ejercer una oposición muy dura en España que puede tener su propio reflejo en la Comunitat y, en especial, en la provincia de Alicante.

Nueva dirección

La visita del líder nacional a Alicante tiene lugar después de la dimisión de José Císcar como presidente provincial de los populares que tuvo lugar el pasado junio. Císcar, persona de la máxima confianza de Bonig y líder de la formación durante siete años, respaldó la candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría en las primarias de las que salió ganador Casado y ese hecho, sumado a que desde la dirección nacional se pedía una mayor renovación e impulsar caras nuevas en el proyecto, precipitaron su salida de la dirección aunque aún se mantiene como diputado en Les Corts.

Desde entonces, se sitúa al frente de la formación el alcalde de Torrevieja, Eduardo Dolón, mientras que el alcalde de Benidorm ejerce de número dos de la formación. Una situación de interinidad que se mantendrá hasta la convocatoria del congreso provincial.