La carrera empieza en el Cabanyal

Compromís. El alcalde Ribó, con Mónica Oltra y Jordi Sebastià. / lp
Compromís. El alcalde Ribó, con Mónica Oltra y Jordi Sebastià. / lp

Tres de los cuatro aspirantes a la alcaldía de Valencia abren campaña en el Marítimo | Sólo el PP se decanta por la pegada de carteles en el centro al acudir a Reino de Valencia para criticar la gestión de Ribó y Grezzi en los carriles bici

PACO MORENO VALENCIA.

La campaña electoral municipal arrancó anoche en Valencia con un escenario claro, el distrito Marítimo y especialmente el barrio del Cabanyal, elegido por tres de los cuatro partidos con más opciones de conseguir la alcaldía de la capital de la Comunitat. Compromís, PSPV y Ciudadanos apenas estaban separados por un paseo de 17 minutos según el navegador. El restante, el PP, acudió a la avenida Reino de Valencia para centrar su primer ataque contra la política de tráfico del gobierno actual, sobre todo por los carriles bici cuestionados.

En todos los casos, bocata antes de los mítines y pegada simbólica de carteles a medianoche, cuando legalmente se puede pedir el voto. El Marítimo no es el distrito más populoso de la ciudad, ni tampoco se perfila como decisivo ante la igualdad de los bloques conservador y progresista en el conjunto de Valencia. Aún así, tres estrategas de campaña eligieron sus calles para el primer acto público importante.

El simbolismo de esta parte de la ciudad es evidente, sobre todo en la parte del actual gobierno tripartito, al querer ponerlo como ejemplo de su gestión pese a las sombras de los últimos cuatro años debido a la demora de decenas de proyectos. Hasta tres planes públicos de ayudas no han terminado de darle la vuelta a la situación de degradación.

Los dos grupos actuales de la oposición en el Ayuntamiento centraron los ataques en Compromís

La candidata socialista, Sandra Gómez, llegó a la plaza de los Ángeles acompañada por miembros de la cofradía del Cristo de la Palma, a la que pertenece, al son de música de banda y flanqueada por Vicent Soler, Mercedes Caballero y Anna Noguera. En su alocución, hizo referencia a la victoria del PSOE en las generales y las autonómicas como un motivo de esperanza para lograr el mismo apoyo el día 26, para subrayar que su presencia en el barrio obedecía a que «nada tiene más valor que ser una misma. Hemos venido aquí, a uno de nuestros barrios».

1. PP. María José Catalá, flanqueada por González Pons y Bonig. 2. PSPV. Sandra Gómez, acompañada por Soler, Caballero y Noguera. 3. Ciudadanos. Fernando Giner y Rocío Gil, número dos de la candidatura. / LP

El alcalde Joan Ribó acudió a la plaza de la Cruz del Canyamelar, a 500 metros de donde se encontraba la anterior. Acompañado por la vicepresidenta Mónica Oltra y el eurodiputado Jordi Sebastià, se les veía exultantes por los buenos resultados de la encuesta del CIS, que lo dan como el aspirante mejor situado. «Queremos mirar el futuro, dejar de estar en el mapa de la corrupción para ir a una ciudad diferente. Es un planteamiento de ilusión y no de miedo, que no tenemos».

También en el Marítimo, el candidato por Ciudadanos, Fernando Giner, eligió la plaza Tribunal de las Aguas para su primer mitin. La formación pidió hace días la declaración de Patrimonio de la Humanidad para el distrito, lo que da idea de la importancia que dan a esta parte de Valencia. Señaló que «a la Valencia en blanco y negro de Ribó le quedan 15 días» para destacar su compromiso de que «Valencia se convierta en ciudad de referencia, cómoda y abierta, que todos deseamos». En toda su intervención, centró las críticas en el alcalde. «Nuestro proyecto, que se basa en la gestión y el sentido común, está en las antípodas del sectarismo de Ribó. Creemos en la libertad de las personas y es lo que vamos a defender».

La excepción al arranque de campaña en el Marítimo fue la candidata del Partido Popular, María José Catalá, quien prefirió la avenida Reino de Valencia, con el acto ubicado a la altura del monumento al maestro Serrano. «Un lugar que es el ejemplo perfecto del desastre del gobierno caótico de la Nau, donde es urgente alzar la señal de STOP ante Ribó y Grezzi», aseguró.

«Venimos de cuatro años de un tripartito que ha tenido la crispación como el centro de su actuación, que ha estado enfrentado unos con otros, y que ha puesto la ciudad al servicio de sus intereses. Frente al caos y el sectarismo, sentido común, gobierno por y para todos», dijo arropada por el eurodiputado Esteban González Pons y la presidenta autonómica del PP, Isabel Bonig.

Acto de inicio de campaña de Unides Podem.
Acto de inicio de campaña de Unides Podem. / LP

María Oliver, candidata de Unidas Podem, celebró el arranque en La Morada, la sede de esta formación. «Somos la opción que mejor representa sus derechos en el Consistorio. Queremos poner en el centro de la política los cuidados, es el momento de actuar con valentía y afrontar retos imprescindibles para la ciudad», aseguró.