Cantó insta a la directora de À Punt a dimitir por el «fracaso» con la publicidad

Compromís reprocha al candidato de Ciudadanos a la Generalitat que no reclamase el cierre de la televisión valenciana cuando cobraba de ella

B. F.

valencia. Ciudadanos en la Comunitat exigió ayer la dimisión de la directora general de À Punt, Empar Marco, tras conocer el «fracaso total» en los objetivos previstos de ingresos en publicidad para la radiotelevisión pública valenciana durante el primer año de emisiones. «Es increíble que, de los cuatro millones de euros que exigía el contrato programa en 2018, la cadena solo haya sido capaz de conseguir poco más de 800.000 euros, un 20% de lo estimado», declaró el candidato de Cs a la Presidencia de la Generalitat, Toni Cantó, para quien «estas cifras son el resultado o de una nefasta gestión o de que Marco mentía con las previsiones».

«El Consell no ha velado por que la radiotelevisión pública cumpliera con su verdadera función, que es la de ofrecer unos contenidos transversales y de calidad, completamente despolitizados y que sirvieran para vertebrar la Comunidad Valenciana», señaló el líder de Cs, tras lamentar que «Compromís esté utilizando À Punt como una herramienta de propaganda sin control».

El contrato programa señala que los fondos de que se dota la sociedad tienen origen en el capítulo 4 del presupuesto de la corporación (subvenciones concedidas a la sociedad) y en los ingresos procedentes de la publicidad y la venta de los productos generados por la actividad que tiene encomendada, «que se cuantifican en conjunto en cuatro millones de euros para el ejercicio 2018» y otros seis millones para el resto de los ejercicios de vigencia del contrato.

À Punt inició sus emisiones provisionales en abril de 2018, y las definitivas el 10 de junio. De ese ejercicio cabe contabilizar medio año. La radio arrancó a finales de 2017. Las cuentas de À Punt al cierre de 2018 aclaran los ingresos y gastos en los que ha incurrido la sociedad en su primer ejercicio. Y concreta la cifra de negocio en 816.352 euros, de los que 812.000 euros corresponden a ingresos por publicidad, y otros 3.600 a la prestación de servicios.

«No tiene sentido que los medios valencianos dispongan de 55 millones, cuando otras autonomías como Murcia, Asturias, o Extremadura, tienen un presupuesto más ajustado y realista, de 15, 20 o 24 millones, respectivamente, y por eso cuando sea presidente cerraré Tele-Compromís», concluyó.

El síndic de Compromís en Les Corts y segundo de lista por la circunscripción de Valencia, Fran Ferri, replicó ayer a Cantó que «cuando cobró 140.000 euros por participar en unos pocos programas de la anterior radiotelevisión valenciana, Canal 9, entonces no le parecía mal que tuviéramos medios públicos propios».

«À Punt Mèdia, que por si el señor Cantó no lo sabe salió adelante también con los votos a favor de Cs, es plural, con grandes profesionales que trabajan cada día para llevar a los valencianos y valencianas información de proximidad en su lengua. El cierre de À Punt, que dice que quiere hacer Cantó, supondría una gran pérdida de puestos de trabajo, la ruina del sector audiovisual y también de parte del sector cultural», indicó Ferri, quien aseguró que «desde Compromís queremos dar un paso más allá y garantizar la pervivencia de nuestros medios valencianos con su blindaje en el Estatuto».