Calvo culpa de la repetición electoral a las exigencias «irreales» de Iglesias y al «bloqueo insensato» de PP y Cs

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo./EFE
La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo. / EFE

La vicepresidenta insiste en que afronta el escenario electoral «llena de energía» porque el PSOE ha actuado «desde los principios» para tomar «decisiones con profundidad»

EUROPA PRESSSevilla

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha responsabilizado este jueves de la previsible repetición de las elecciones generales el próximo 10 de noviembre a las exigencias «irreales» planteadas por Unidas Podemos y su líder, Pablo Iglesias, y al «bloqueo insensato» de PP y Ciudadanos (Cs) de forma «antipatriótica» y se ha mostrado convencida de que los ciudadanos «hablarán claro» y van a «cerrar este ciclo en las urnas».

Calvo se ha pronunciado de este modo en una entrevista en Canal Sur Radio en la que ha asegurado que «las derechas», en referencia a PP y Cs, «han quedado absolutamente retratadas contra los intereses de su país y tendrán que hacer lo que les corresponda tras el 10 de noviembre, dejar de bloquear», mientras que Unidas Podemos «entenderá que tiene que situarse en una posición útil para los ciudadanos desde una perspectiva progresista».

La vicepresidenta ha insistido en que afronta el escenario electoral «llena de energía» porque el PSOE ha actuado «desde los principios» para tomar «decisiones con profundidad» porque «no nos veíamos capaces de afrontar una legislatura donde habría sido totalmente imposible que la otra izquierda entendiera el modelo de gobierno y de trabajo con que teníamos que afrontar una legislatura de cuatro años».

«No a toda costa»

«No se trataba de investir al presidente a toda costa. Eso se podía haber hecho en julio con una facilidad extrema, igual que han hecho las derechas abriendo paso en tantas cosas a Vox, entregas lo que te piden y ya tienes gobierno, pero nosotros pensamos que tenemos cuatro años por delante con estabilidad y capacidad y eso no se planteaba con las actitudes de Unidas Podemos y con el bloqueo insensato contra España que han mantenido las derechas», ha lamentado Calvo, que ha señalado que los socialistas han preferido «la sinceridad de asumir que esta es la situación y explicar por qué en esas condiciones los socialistas no somos capaces de mentir a la ciudadanía y ahora lo tenemos que afrontar con energía para seguir adoptando las decisiones que necesita España».

Ha reconocido que «sin duda» estuvo cerca en julio la posibilidad de un gobierno de coalición con Unidas Podemos tras ofrecer una Vicepresidencia y tres ministerios «llenos de contenido social» al que es «el cuarto partido del Congreso, con 42 escaños que no garantizaban la mayoría absoluta y a una formación con muchas disensiones internas y que no nos daba garantías a cómo se iban a producir las votaciones cada semana». «Cuando se hizo esa oferta hubo horas en que pensamos que cualquiera no la rechazaría en su situación de derrota sin paliativos», ha destacado Calvo, que ha reconocido que «no lo podíamos creer» cuando Pablo Iglesias «dijo no en un solo segundo» a Pedro Sánchez con esa oferta sobre la mesa.

A su juicio, el rechazo de esta oferta evidencia que Unidas Podemos «no pisa la realidad exacta de cuál es su situación y de la derrota de la que venían» y así se lo trasladó a Pablo Echenique, al que advirtió entonces de que esa propuesta «era la posición del PSOE para negociar en julio». «Ellos pensaron en septiembre que nuestra palabra no valía nada, pero valía y merece la pena actuar con principios y con conciencia y contarlo a los ciudadanos», ha defendido.

«Nos han bloqueado todo»

Respecto a la actitud de PP y Cs, Calvo ha indicado que «la derecha tenía que haber abierto paso al Gobierno, no apoyarlo, pero sí abrirle paso» y ha reivindicado que «el PSOE lo hizo con mucho dolor y esfuerzo» para desbloquear la investidura de Mariano Rajoy aunque «nos costó un problema internamente». Tras señalar que el PSOE «ha asumido la mayor responsabilidad» como partido más votado «y nos han bloqueado todo», la vicepresidenta ha augurado que «cuando los ciudadanos hablen el 10 de noviembre lo harán claro y todos tomaremos nota, también quienes han bloqueado todo esto, unos de forma irreal y otros de forma antipatriótica».

Preguntada por si está dispuesta a repetir en las negociaciones para formar gobierno tras los próximos comicios, Calvo ha querido dejar claro que las «relaciones personales» con todos los interlocutores de Unidas Podmeos «han sido cordiales, razonables y con momentos de distensión» y ha insistido en que si no hay sido posible un acuerdo fue porque el PSOE desechó «la vía rápida y fácil de dar lo que nos pidan y tenemos el poder, como han hecho las derechas en todos los sitios haciendo pactos de perdedores y olvidando en Andalucía lo de la lista más votada porque el poder estaba antes».

«Para nosotros, antes que el poder, está la capacidad de afrontar los problemas con un gobierno que responda. Y con las actitudes de Unidas Podemos no estamos en condiciones de gobierno que iba a funcionar. Esta es la realidad y preferimos no mentir», ha concluido.