El Botánico ha tumbado siete peticiones de comparecencia de consellers

El Botánico ha tumbado siete peticiones de comparecencia de consellers

Soler es el único dirigente que ha rendido cuentas desde las elecciones aunque están pendientes de debatir otras dos propuestas del PP

A. DE JUAN

El pasado 28 de febrero fue el último día en el que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, se sometió a la sesión de control de los grupos de Les Corts. Desde entonces, ya han pasado seis meses y en la Cámara no ha habido más preguntas o plenos de este tipo, por lo que algunos de los consellers aún no han podido acudir debido a su reciente incorporación al cargo.

Siete de las propuestas que ha realizado el PP han sido rechazadas por los partidos del Botánico. La comparecencia del vicepresidente segundo, Rubén Martínez Dalmau, sobre la aplicación de la tasa turística, la del jefe del Consell, Ximo Puig, para explicar la condonación de 1,3 millones de euros por parte del IVF al grupo Prensa Ibérica y la del conseller Hacienda, Vicent Soler, sobre el plan de Ajuste de la Generalitat remitido por el Consell al Ministerio Hacienda son algunos de los ejemplos de las peticiones que han sido denegadas.

Soler es el único miembro que ha rendido cuentas. Lo hizo el 23 de julio sobre comisiones bilaterales con el Gobierno central. Por lo que a excepción de esta intervención, julio ha sido inhábil en el Parlamento valenciano. Septiembre no será igual, ya que a mediados de este mes todos los consellers deberán explicar la hoja de ruta de los departamentos que lideran.

Hay otras dos solicitudes que están pendientes de debatir aunque todo apunta que serán también tumbadas. Estas son la petición de comparecencia de la consellera de Agricultura, Mireia Mollà, por la rotura del emisario submarino de Vera y la de Puig para explicar qué partidas de gasto de los PGV se van a ver afectadas por los recortes que exige el Ministerio de Hacienda al Consell.