El Botánico rescata a sus ángeles caídos

El Botánico rescata a sus ángeles caídos

Altos cargos, asesores y aspirantes a directivos fuera de juego son recuperados para otros puestos en la Administración y empresas afines | PSPV, Compromís y Podemos reubican a las personas de confianza que sufrieron algún tipo de percance político

BURGUERA / FERRIOL MOYA

A pesar de que el mito del ave fénix señala que se calcina cada cada 500 años para resurgir de sus cenizas, ya se sabe que los tiempos de la política son distintos. Excepto, quizá Ciprià Císcar, el resto de políticos valencianos no gozan de tanta longevidad como el fénix, pero sí son capaces de renacer con una habilidad innata. Altos cargos de distinto signo que cayeron en desgracia, o sufrieron un contratiempo con la Justicia o con su propio partido, se han visto posteriormente resarcidos o están camino de ello. El último caso, más bien el último amago, se dio la pasada semana.

Agustina Brines, exgerente de Divalterra a propuesta de Compromís, fue detenida por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) el pasado 26 de junio en el marco de la operación Alquería. Desde Compromís se trató el pasado jueves de que Brines, que fue forzada a dejar su cargo en Divalterra, volviese a cobrar un sueldo de la Administración. Sin embargo, la presión de miembros de la oposición municipal obligó a los nacionalistas a posponer su plan. Iba a estar a cargo del Centro de Empleo, Estudios y Formación (CEMEF) de Burjassot. A lo largo de la legislatura, son varios altos cargos vinculados al Consell, la Diputación de Valencia y a los partidos que sostienen al Ejecutivo que parecían finiquitados y han protagonizado una recolocación. Brines no está sola.

J. Manuel Orengo Un gurú directivo naviero

Exalcalde, exnúmero tres del PSPV y uno de los referentes principales de lo que se conoce como el 'clan de Gandia', ha sabido caer de pie varias veces a lo largo de la legislatura. Arrancó 2015 como jefe de gabinete de Jorge Rodríguez en la Diputación de Valencia -a quien propuso él mismo para el cargo-. El exalcalde de Gandia pasó de ese puesto a protagonizar un convenio entre la propia Imelsa y la Federación Valenciana de Municipios (FVMP), con el que financió la puesta en marcha de Cical, la fundación que pretendía nutrirse del presupuesto de las administraciones. Puig recuperó a Orengo como asesor de Presidencia de la Generalitat. Apenas un año después, en septiembre de este año, anunciaba que dejaba el puesto. Un mes después, Orengo hacia pública su incorporación como directivo de Balearia, la firma dirigida por Adolf Utor -exbarón comarcal del PSPV- y que acaba de verse beneficiada de una norma aprobada dentro de la ley de acompañamiento que habilita la creación de un órgano autónomo en aquellos puertos de gestión mixta que así lo soliciten a la Generalitat.

Francesc Romeu Un alto cargo del PSPV con despacho en FGV

Francesc Romeu, exvicesecretario general del PSPV y exdiputado nacional del PSOE es un caso claro de recolocación. El que fuera teórico número dos de la ejecutiva del PSPV liderada por Ximo Puig -no la actual, sino que la que estuvo vigente hasta el verano de 2017- se incorporó a finales de 2016 al consejo de administración de Ferrocarrils de la Generalitat (FGV). El en ese momento vicesecretario general del PSPV había pasado ya por Renfe. Desde 2012 mantenía abierto un despacho profesional como abogado, pero a finales de 2016 aceptó la propuesta de Puig para asumir un cargo en FGV. Año y medio después decidió abandonar -se asegura que por discrepancias con otros directivos de la firma- y algunas fuentes sostienen que habría tratado de recuperar su plaza en Renfe de la mano del ministro de Fomento, el valenciano José Luis Ábalos. Hace pocas semanas, justo tras las elecciones andaluzas, Romeu se ofreció para hacer declaraciones públicas como referente crítico con el socialismo valenciano que encabeza Ximo Puig.

Víctor Sahuquillo Adiós a Divalterra y bienvenido al PSPV

La destitución de Víctor Sahuquillo como cogerente de Divalterra por las múltiples irregularidades detectadas en su gestión -y que tuvieron su punto culminante en los gastos en bebidas alcohólicas cargados al presupuesto público- no ha supuesto el final de su trayectoria política. Tal y como avanzó este diario, los socialistas valencianos han recuperado al que fuera su responsable de Acción Electoral. Sahuquillo acude regularmente a la sede de los socialistas, donde ya colabora en preparar la próxima campaña electoral.

Carmen Montón La que fuera ministra se deja ver de cara a 2019

Su conselleria, la de Sanidad, arrancó la legislatura en el disparadero y ahí se mantuvo. Montón sufrió reveses de todo tipo: personales (con la crisis generada con Compromís a causa del intento de nombrar directivo a su marido), orgánicos (se posicionó con Sánchez cuando Puig estaba al otro lado de la barricada socialista, y desdibujó su posición en el momento en que los dos bandos del PSOE exigían una adhesión clara) y de gestión (la negociación con Ribera Salud terminó tutelada directamente por el presidente de la Generalitat). En junio de este año su estrella refulgió de manera espectacular al ser nombrada ministra de Sanidad. Cien días más tarde, la polémica de los másteres la devoró. Montón dimitió. Parecía amortizada. Sin embargo, su denuncia quedó archivada. Su nombre suena ahora para todo tipo de listas electorales de cara a 2019. Se dejó ver en el último acto al que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, asistió em Vañemcoa. un homenaje a la feminista Julia Sevilla en la Universitat.

Josep López Fuera de À Punt, dentro del Palau

El periodista Josep López estuvo a punto de dirigir la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación (CVMC). El acuerdo parecía cerrado en el verano de 2016. El grupo de Ciudadanos en Les Corts iba a sumar su apoyo al tripartito del Botánico. Sin embargo, emergieron sus vínculos familiares con dirigentes socialistas y las acusaciones de ser «amigo» del presidente Ximo Puig le hicieron caer porque la formación naranja se sintió engañada. Un año más tarde y medio más tarde quedó resituado. Fue nombrado asesor de Joan Calabuig, delegado del Consell para la Unión Europea, adscrito a Presidencia.

Josep Ramón Tiller De Imelsa a Egevasa

Persona de confianza de José Manuel Orengo y de los dirigentes socialistas de Gandia, Josep Ramón Tiller es directivo en Egevasa, la empresa de la Diputación de Valencia, corporación a la que lleva ligado casi un lustro contra viento, marea y tribulaciones políticas y judiciales de todo tipo. En abril de este año, el exgerente de Imelsa Marcos Benavent afirmó que en sus años al frente de la empresa pública «nunca vi al asesor Josep Ramon Tíller». El actual directivo de Egevasa fue contratado en Imelsa en abril de 2014. Asesoraba a Orengo. Entre 2015 y 2016 pasó a gerenciar Imelsa. Trabajó para dos empresas vinculadas con la investigación sobre la financiación ilegal del PSPV, partido en el que milita y que le defiende con uñas y dientes.

Esperanza Camps Exconsellera periodista

Extrabajadora de Canal 9, fue nombrada consellera de Transparencia del Gobierno balear en el verano de 2015. Sin embargo, su gestión no recibió el respaldo del resto del Ejecutivo de Armengol y acabó dimitiendo en abril de 2016. Desde entonces, su nombre aparecía en todas las quinielas donde se especulaba con la configuración del equipo directivo de la nueva televisión valenciana. Las expectativas no fueron defraudadas. Es la subdirectora de los informativos no diarios de À Punt.

Y así fueron reubicados también otros altos cargos como la que fuera directora general del Sector Público, que, según fuentes vinculadas al PSPV, no terminó de convencer y ahora es secretaria general del CES. O Rubén Martínez Dalmau, que arrancó los años del Botánico como gurú podemista, uno de los creadores de la Fundación CEPS, que logró escaño en el Congreso, renunció y luego fue una pieza recurrente para ubicar en otras instituciones, como el Consell Jurídic Consultiu, y que finalmente se ha convertido en el futuro cabeza de lista de los morados para las elecciones de 2019. El ave fénix, en política, tiene muchos rostros.

Otros reubicados

Josep Moreno.
Época crítica: Diputado del PSPV entre 2011-2015, se quedó fuera de las listas. Resurgir: Incorporado al equipo directivo de À Punt en mayo de 2018 al frente de Comunicación.
Ángeles Cuenca.
Época crítica: Directora general de Servicio Público, fue sustituida por Empar Martínez. Resurgir: Es secretaria general del Comité Económico y Social.
Martínez Dalmau.
Época crítica: Diputado dimitido, propuesto a Consell Jurídic Consultiu. Resurgir: Candidato oficialista ganador de las primarias podemistas para optar a la Generalitat en 2019.