El Botánico otorgó la licencia de la televisión comprada por afines al hermano de Puig

Ximo Puig, presidente de la Generalitat. / EFE
Ximo Puig, presidente de la Generalitat. / EFE

Cantó critica al jefe del Consell porque su círculo más cercano «sigue ampliando su control mediático» en Castellón por una tramitación que se remonta a los años del PP

B. F.VALENCIA.

La compra de la Televisión de Castellón por parte de la familia Adell Bover, vinculados a empresas del sector audiovisual en Castellón afines al hermano del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, cierra un curioso círculo. El jefe del Consell se vio obligado a abandonar un pleno del Gobierno valenciano en febrero de 2016, en el cual se aprobaron decenas de licencias de TDT en la Comunitat, entre las cuales había una concedida a una empresa vinculada a su hermano, Francis Puig.

Ese paquete de concesiones incluía, además, otra que ha acabado en unas manos muy vinculadas a la familia del presidente, la otorgada a Televisión de Castellón, entonces propiedad de Marina d'Or y que ha acabado, ahora, en manos de los Adell Bover, familia con cuyas productoras comparte contenidos, y en ocasiones facturación, las empresas de comunicación vinculadas al hermano de Puig, quien a su vez es propietario de acciones en el periódico Mediterráneo de Castellón, que durante años se asoció con Marina d'Or para gestionar esa televisión. El Botánico dio luz verde a una serie de licencias que inicialmente había concedido el PP en 2005. Sin embargo, aquel concurso fue recurrido y en 2012 una sentencia obligó a repetirlo.

Mientras, las televisiones siguieron operando, hasta que el Consell otorgó las licencias en 2016, una decisión heredada de la tramitación llevada a cabo por el Gobierno valenciano durante la presidencia del popular Alberto Fabra. Sin embargo, aquella decisión no se echó atrás. Las licencias se otorgaron, entre ellas tanto a Comunicaciones Els Ports, en la que figura como consejero delegado el hermano de Puig (eso provocó que el presidente se ausentase de ese pleno del Consell), como a TV CS Retransmisiones, SL, la empresa de la Televisión de Castellón que ahora ha acabado en manos de los Adell Bover, tan afines a la familia Puig que han terminado investigados conjuntamente.

El presidente se retiró del pleno del Consell que aprobó una concesión que afecta a su familia

À Punt detectó hace unos meses a tres productoras pactando precios para un concurso por valor de más de 60.000 euros. Una de esas empresas era Comunicacions dels Ports. La firma se retiró. Kriol Produccions y Canal Maestrat, de la familia Adell Bover, fueron excluidas al descubrir que entre las tres habían cerrado precios al céntimo. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia investiga este asunto. Kriol y Canal Maestrat también están siendo investigadas por la Agencia Antifraude al hallar posibles indicios de corrupción al presuntamente falsear el contenido de sus proyectos y justificar los gastos para recibir subvenciones. Kriol presentó el proyecto Telescola y justificó la ayuda con pagos a firmas vinculadas a Más Mut y Comunicacions dels Ports, ambas vinculadas a Francis Puig. Estas empresas han compartido contenidos audiovisuales con Televisión de Castellón durante años, un canal audiovisual que hasta hace unos meses trabajaba en estrecha colaboración con el periódico Mediterráneo, donde Puig mantiene un paquete accionarial valorado en 178.000 euros.

El portavoz de Ciudadanos (Cs) en Les Corts, Toni Cantó, durante una intervención en la que criticó el modo en que Puig ha autorizado una serie de recortes presupuestarios, incidió en que «nos parece igualmente preocupante que el presidente de la Generalitat tampoco tenga problemas en invertir en medios de comunicación de los que él mismo obtiene beneficios económicos (cerca de 6.500 euros) a la vez que su círculo más cercano sigue ampliando el control mediático en la Comunitat, ahora con la compra de TV de Castellón».

«El PSPV ha entregado la televisión pública a Compromís, mientras intenta hacerse con otro gran grupo de comunicación», indicó Cantó.