Caras largas en Podemos y Compromís ante el ambiente de adelanto electoral en Les Corts

Caras largas en Podemos y Compromís ante el ambiente de adelanto electoral en Les Corts

La posibilidad cada vez más probable de que Puig avance los comicios autonómicos al 28 de abril disgusta a sus socios botánicos

- Burguera
- BURGUERAValencia

El pleno de Les Corts que acaba de finalizar arroja un balance agridulce para el Botánico. El talante casi festivo de los socialistas, con su síndic, Manolo Mata, andando con una aparatosa sonrisa por el hemiciclo y los pasillos, o un Ximo Puig risueño, contrastaba con el gesto patibulario de la vicepresidenta Mónica Oltra, cuya gestualidad política es casi transparente. La líder de Compromís se ha esforzado en lanzar algunas sonrisas, pero su talante todo el pleno ha sido de desencanto.

Desde hace meses se ha manifestado en contra de un adelanto electoral que varias fuentes socialistas en Valencia y Madrid dan ahora por hecho. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha eludido el tema, si bien ha admitido que «el lunes hablaré con mucha gente». El jefe del Consell puede adelantar las elecciones y, de hecho, esta mañana casi se ha dado por seguro que lo va a hacer y las hará coincidir con las generales del 28 de abril. En Compromis los comentarios eran de resignación y desolación. Querían seguir hasta el 26 de mayo.

El nacionalista Enric Morera, presidente de la Cámara, también ha mantenido durante toda la sesión una actitud más sombría de lo habitual. Los nacionalistas incluso han especulado si Puig lo anunciarían después de aprobarse el Estatut, sin embargo, el líder socialista no lo ha hecho. Antes de adelantar elecciones deberá comunicarlo al pleno del Consell, que tiene su cita ordinaria mañana, si bien puede ser convocado por el presidente en cualquier momento y el lunes podría ser el día clave.

Quizá por si acaso, el portavoz podemista, Antonio Estañ, ha realizado una intervención que ha sonado a balance final de legislatura. La síndica de Ciudadanos, Mari Carmen Sánchez, se lo ha preguntado directamente a Puig desde la tribuna de oradores mientras Oltra permanecía de brazos cruzados. El presidente no ha contestado. Tampoco lo ha hecho posteriormente en los pasillos de la Cámara, donde las caras largas de sus socios botánicos parecían un cuadro del Greco. Tal era la situación que al finalizar el pleno, los diputados de Compromís han aprovechado para hacerse unas fotos «de familia» porque, como ha dicho Sánchez y ha sugerido Estañ, quizá el de hoy sea el último pleno de la legislatura.