El Botànic defiende una ampliación de la estructura del Consell y la oposición lo cuestiona

De izquierda a derecha, Ximo Puig, Mónica Oltra y Rubén Martínez Dalmau. /Jesús Signes
De izquierda a derecha, Ximo Puig, Mónica Oltra y Rubén Martínez Dalmau. / Jesús Signes

Los líderes de la oposición critican el aumento de altos cargos dentro del Consell

EFEValencia

Los tres partidos del Botànic han defendido este martes la ampliación de la estructura del Consell como necesaria tras la experiencia de la anterior legislatura, mientras que la oposición ha cuestionado el aumento de altos cargos y ha opinado que los valencianos tienen otras necesidades.

El síndic socialista, Manolo Mata, ha destacado tras la reunión de la Junta de síndics de Les Corts Valencianes que la anterior estructura era «escuálida» y ahora se ha querido reforzar para dar «un mayor y mejor servicio público», con una estructura « totalmente transparente» y que contrasta con la Administración del PP, que era «muy cara porque había más gente y no paraban de robar».

Ha destacado que los socialistas han propuesto a profesionales «muy competentes y preparados» para esos cargos, muchos de los cuales son independientes y funcionarios públicos que han renunciado a su ámbito laboral para estar en el servicio público y abordar los retos y necesidades del nuevo Consell.

El síndic de Compromís, Fran Ferri, ha destacado que la estructura del Consell de la anterior legislatura «no era suficiente» para gestionar todos los recursos, como han podido evaluar cuatro años después, y por ello la experiencia acumulada ha llevado a optar por un incremento.

Ferri ha insistido en que, aún así, la Comunidad Valenciana se sitúa por debajo de la media de las comunidades autónomas y «muy lejos» del País Vasco en cuanto al número de altos cargos, y ha señalado que es un aumento basado «en la experiencia y en las necesidades» de la legislatura pasada.

La síndica de Unides Podem, Naiara Davó, ha opinado que la nueva estructura de la Generalitat es «grande» pero no «excesiva» y permitirá tener una Administración «más fuerte y más estable», además, ha añadido que hay que dar un «margen» para luego evaluar si ha sido viable.

Por el contrario, la síndica del PP, Isabel Bonig, ha criticado que el Consell «dispare» los altos cargos y ha señalado que el dinero público «debe ser bien gestionado, de forma eficaz y eficiente», pero la estructura del Botànic es para «satisfacer intereses políticos y para comprar voluntades y no para atender las necesidades de los valencianos».

Según Bonig, cuando hay «más de 13.000 niños en barracones, 68.000 valencianos en listas espera en Sanidad, 22.000 personas en listas de espera en Dependencia y 3.000 camas hospitalarias cerradas en verano, no tiene sentido aumentar los altos cargos con una subida desproporcionada».

La portavoz adjunta de Ciudadanos, Ruth Merino, ha calificado de «despropósito» que ante la «delicada situación financiera de la Comunidad Valenciana, en el punto de mira de la Airef por el exceso de gasto, por el déficit y por una deuda que se sigue incrementando», Ximo Puig haya aumentado el número de altos cargos.

La síndica de Vox, Ana Vega, ha afirmado que el incremento de la estructura del Consell conlleva un aumento del gasto publico, algo «inadmisible» dada la situación económica de la Comunidad Valenciana.

Temas

Consell