Bonig ofrece el apoyo del PP a los gobiernos del cambio que han roto

Isabel Bonig, Rubén Moreno y Eva Ortiz, ayer en la sede del PPCV. / damián torres
Isabel Bonig, Rubén Moreno y Eva Ortiz, ayer en la sede del PPCV. / damián torres

La presidenta popular busca evidenciar con esta estrategia que en sólo tres años los pactos locales entre Compromís y PSPV «hacen agua por toda la Comunitat»

F. R. VALENCIA.

La presidenta del PP en la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, ha ofrecido su apoyo a los gobiernos municipales que han incurrido en crisis tras romperse las coaliciones de izquierdas que arrebataron a los populares la vara de mando municipal en las elecciones de mayo de 2015. La líder del PP incidió en que su partido respaldaría «presupuestos y proyectos buenos para los valencianos», a la par que advirtió de que su formación «no pactará para tapar las vergüenzas de gobiernos incapaces de gestionar».

«Han bastado tres años para que los mal llamados gobiernos del cambio hagan agua por toda la Comunitat Valenciana», aseguró Bonig, que recordó que estos ejecutivos se han caracterizado por «no hacer nada y ser profundamente sectarios e incapaces de gobernar».

Bonig quiere poner en evidencia que no es oro todo lo que reluce en los pactos de los denominados gobiernos del cambio, entre los que se encuentra el de la Generalitat, como trató de que se visualizara el jueves la comisión de seguimiento del pacto del Botànic, y que en lugar de armonía, la discrepancia y la mala relación es lo que impera. De ahí los episodios vividos en el Consell en las dos últimas semanas de agosto con el enfrentamiento entre la vicepresidenta Oltra con el presidente Puig y con Soler, conseller de Hacienda, por no comunicar a Compromís el cambio del sentido del voto (de la abstención a la afirmación) en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, o entre Oltra y la consellera de Justicia, Bravo, por el acuerdo de esta con el Ministerio de Interior para abrir una comisaría de género en la Ciudad de la Justicia.

La líder popular recordó que la «cadena de rupturas» empezó por la ciudad de Alicante -hoy gobernada por el PP tras la dimisión del alcalde socialista Gabriel Echávarri- y se han sumado poblaciones como Paterna, Torrevieja, Puçol, Bétera y Oliva. «El PP, con responsabilidad, estará siempre para apoyar presupuestos y proyectos buenos para la ciudad», reiteró.

Bonig indicó que dos gobiernos municipales, el de Oliva y Puçol, «nos han pedido ayuda». De la misma manera recordó que el PP se ha ofrecido al Ayuntamiento de Paterna a apoyar el plan urbanístico de Puerto Mediterráneo -el causante de la ruptura del pacto con el PSPV por parte de Compromís- la posición municipal sobre el centro de menores que la Conselleria de Igualdad quiere instalar en la localidad.

Isabel Bonig realizó estas manifestaciones tras reunirse con los miembros de la gestora de la provincial del PP y presidentes comarcales, a quienes recordó que el resultado electoral en la provincia de Valencia es «básica y fundamental» para ganar la Diputación y la Generalitat.

La presidenta del PPCV recordó que el partido está trabajando en la designación de candidatos municipales y que el objetivo es tenerlos todos a finales de año.

«El PP está ya en marcha y coge impulso para este nuevo curso y para las elecciones autonómicas y locales», dijo la presidenta y destacó que se realizará ese trabajo con «especial énfasis y coordinación en la provincia de Valencia» para recuperar el espacio electoral perdido en los comicios municipales y autonómicos de 2015.

La estrategia de comunicación del PP pasa por el uso de las redes sociales, especialmente del material audiovisual, para que llegue el mensaje del partido a toda la ciudadanía por todos los cauces. Bonig incidió en que el tema central a desarrollar en la provincia es la Educación, la imposición lingüística y la libertad de los padres para elegir.

Más

Fotos

Vídeos