Bonig anuncia una rebaja de impuestos en la compra de vivienda

Bonig anuncia una rebaja de impuestos en la compra de vivienda
LP

La candidata del PP asegura que si gobierna la Generalitat rebajará los tributos relacionados con las transmiisiones y que eliminará el de sociedades y el de patrimonio.

- BURGUERAValencia

La candidata del PP a la Generalitat, Isabel Bonig, acaba de anunciar que su intención, de lograr convertirse en presidenta del Gobierno autonómico valenciano, es iniciar una «revolución fiscal». La presidente de los populares valencianos ha explicado sus intenciones en un acto en el que también ha participado el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, que han celebrado en la playa de la Patacona, en la localidad de Alboraia.

Bonig asegura que si es la jefa del Consell promoverá que, durante los primeros seis meses de su mandato, se tomen las medidas necesarias para eliminar el impuesto se sucesiones, el de patrimonio y rebajar el de transmisiones patrimoniales, además de rebajar el IRPF a los que ganen menos de 35.000 euros anuales.

Si bien Bonig ya había comentado su intención de eliminar los impuestos de sucesiones («para que los valencianos no tengan que pagar dos veces por lo mismo», explicó, en relación a las herencias) y el de patrimonio («para atraer inversiones igual que en Madrid), en presencia de Moreno ha explicado que en el impuesto de transmisiones patrimoniales va a establecer tramos. La candidata del PP ha recordado que en la Comunitat se paga un 10% en concepto de transmisiones, venta de inmuebles, y que ese porcentaje sólo es superado por lo que ocurre en Cataluña. Según Bonig, si gana «estableceremos tipos más reducidos con el fin de facilitar el acceso a la vivienda». Las viviendas que se compren por un valor inferior a los 200.000 euros supondrán pagar un 6%, mientras que las adquisiciones de inmuebles por un precio que oscile entre el millón y los 200.000 euros deberán pagar un 8%, mientras que las viviendas compradas por más de un millón de euros verán gravada la operación como hasta ahora, con un 10% de impuestos.

Bonig ha incidido en su intervención en la intención del PP de gobernar para todo el mundo desde un talante realista. En este sentido, advirtió de que el populismo «de izquierdas o de derechas» que ofrece «el cielo en la tierra» termina por instalar a los ciudadanos «en el infierno».

Por su parte, Moreno Bonilla ha recordado que en tiempos en que el terrorismo de ETA alcanzó su apogeo, o durante las épocas de crisis, el PP «ha servido siempre ha España» y ha preguntado «dónde estaban los nuevos partidos políticos cuando había que aplicar políticas de verdad«.

El presidente de la Junta de Andalucía trazó paralelismos entre Susana Díaz (expresidenta andaluza) y el actual presidente de la Generalitat y consideró que los actuales dirigentes del Consell «no tienen ambición por esta tierra» y aplican «recetas antiguas».