Bonig acusa al Botánico de usar el valenciano «para imponer su ideología»

Isabel Bonig, durante su intervención. / lp
Isabel Bonig, durante su intervención. / lp

La líder del PPCV, que intervino la última ayer en la convención, afirma que con su partido la lengua nunca será motivo de enfrentamiento

JC. F. M.

valencia. La presidenta del Partido Popular en la Comunitat Valenciana (PPCV), Isabel Bonig, advirtió ayer de que populismos, nacionalismos y la crisis de la democracia paritaria constituyen los principales retos políticos del siglo XXI. La líder de los populares de la Comunitat, que intervino en último lugar de todos los candidatos autonómicos del PP en la primera jornada de la convención que se celebra en Madrid, señaló que los políticos y la política deben recuperar la credibilidad. «Venimos a servir, no a ser servidos», proclamó la líder de los populares de la Comunitat pasadas las 21.30 horas y en un auditorio en el que se hizo oír la delegación del PP valenciano.

Bonig, que aprovechó su intervención para constatar que la Comunitat es motor económico y social de España, aludió al viaje de Pedro Sánchez en Falcon a Benicàssim. «Tonto no es», dijo en alusión a cuál fue el destino del primer viaje del presidente del Gobierno en el avión oficial. Bonig emplazó a sus compañeros de partido a «comprometerse con la gente». En presencia del presidente nacional de los populares, Pablo Casado, que siguió las intervenciones -de apenas tres minutos- de los candidatos autonómicos de su partido para el 26 de mayo, la líder del PPCV reprochó a PSPV, Compromís y Podemos que utilicen el valenciano para dividir. Bonig censuró que los partidos del Botánico hayan puesto en marcha un proceso similar al que se inició hace décadas en Cataluña, y que ha originado la actual deriva independentista. Por eso, la candidata popular a la presidencia de la Generalitat censuró que los partidos que dan apoyo al Consell de Ximo Puig utilicen la lengua «para excluir, enfrentar e imponer su ideología».

Bonig, que habló del privilegio que supone que la Comunitat tenga una lengua propia, proclamó que el PP defenderá la libertad de los padres para elegir el tipo de educación de sus hijos y la lengua en la que quieren hablar. «Con el PP, el valenciano nunca ha sido ni será un motivo de enfrentamiento», zanjó.