Blasco y Tauroni intentan un acuerdo de última hora con la fiscalía para rebajar las penas

El exconseller Blasco. / j. monzó
El exconseller Blasco. / j. monzó

Otros acusados como Josep María Felip y Agustina Sanjuán sí han pactado con el ministerio público a la espera del resto de acusaciones

A. RALLO

La cuenta atrás para llegar a un acuerdo con la fiscalía en el caso Cooperación afronta ya sus últimos dígitos. Hoy lunes, a las diez de la mañana, arranca el juicio por el desvío de fondos de la conselleria, en concreto, las subvenciones a otras ONG´s y el fallido hospital de Haití. Como resulta habitual en numerosos procedimientos, las defensas no tiran la toalla hasta el último momento. De todo se ha llegado a ver en la Ciudad de la Justicia. Por citar el último ejemplo, que a la exgerente de FGV Marisa Gracia le pidieran siete años de cárcel por amañar un contrato y que le retiraran la acusación sin celebrar juicio. También se recuerda el precedente del número 2 de Canal 9, Vicente Sanz por los abusos sexuales.

Puede repetirse ese 'mercadeo' que a veces es la Justicia en busca de un pacto que deje el juicio sin contenido real. Los abogados del exconseller Blasco y Tauroni pasaron buena parte de la tarde del pasado viernes en los juzgados tratando de llegar a un entendimiento con el fiscal Anticorrupción que ha asumido el caso. No hubo fumata blanca. Las posiciones quizá estén más próximas, pero hay menos tiempo. El empresario presentó la pasada semana un escrito en el que concedía poderes a la Generalitat valenciana sobre los apartamentos y el yate de Miami, propiedades que, por otra parte, están a nombre de una sociedad y además bloqueadas por la primera sentencia del TSJ. Los grandes cabecillas, de momento, no tienen ese pacto cerrado. Lo intentarán hoy antes del juicio.

Diferente es el caso de algunos integrantes del segundo escalón, como Josep María Felip y la exsecretaria Agustina Sanjuán, que sí han llegado a un acuerdo con el fiscal del caso. Previsiblemente reconocerán su participación en los hechos y la pena acordada no rebasará los dos años para evitar su ingreso en la cárcel. Pero incluso estos pactos están condicionados por las otras acusaciones, la Abogacía de la Generalitat y las ONG´s, que podrían no sumarse. De tal forma que ejercerían la acusación contra ellos con peticiones superiores a lo hablado con la fiscalía. Una situación atípica. Luego, hay otros acusados que bajo ningún concepto pactarán con ninguna de las acusaciones. Según la información de LAS PROVINCIAS, al menos una funcionaria de la Conselleria se niega a reconocer una actividad delictiva porque se considera inocente.

Letrados pedirán hoy aplazar la vista por el cambio de criterio de la fiscalía. No se descarta

Una vez se cierren esos escenarios, comenzará el juicio con las cuestiones previas, momento procesal que se utiliza para plantear nulidades, pedir aplazamientos, aportar más documentación... Varias defensas tienen previsto solicitar la suspensión de la vista porque alegarán que no han tenido tiempo suficiente para prepararse el asunto. El motivo es que según los letrados existía un acuerdo cerrado con el anterior fiscal Anticorrupción -Vicente Torres está ahora de magistrado del TSJ- y que su sustituto no ha respetado en los mismos términos. Esto ha hecho que algunos acusados busquen ahora a un abogado particular que obviamente no ha podido estudiarse el asunto. El volumen del sumario requiere de varios meses de estudio. Será entonces cuando el tribunal que juzgará el caso deba decidir. No resultaría extraño un aplazamiento. La realidad es que a pocas horas de que arranque el proceso todo está en el aire.