Belén Hoyo, en el nombre de Casado

La diputada nacional del PP Belén Hoyo. / txema rodríguez
La diputada nacional del PP Belén Hoyo. / txema rodríguez

La diputada se convierte en el referente valenciano del renovado Partido Popular | Presidirá el comité electoral, órgano que tiene que dar el sí definitivo a las candidaturas

JC. F. M.VALENCIA.

Pablo Casado refrendó el pasado martes el ascenso político de Belén Hoyo (Valencia, 1984) al olimpo orgánico del PP. La joven diputada valenciana es la referencia de los populares de la Comunitat en ese renovado PP con aroma aznarista y que ya se prepara por si se convocan nuevas elecciones a la vuelta de vacaciones. Hoyo presidirá el comité electoral, el órgano encargado de dar luz verde a las candidaturas del partido. El cargo le sitúa al mismo tiempo en el consejo de dirección, espacio reservado para la docena de dirigentes de más peso en la organización. Hoyo será la única valenciana.

El protagonismo de la diputada popular viene estrechamente unido al del presidente nacional. A Hoyo se le vio hace ahora un año acarrear con algunos de los archivadores en los que Casado llevaba a la calle Génova los avales de su candidatura a la presidencia nacional. La dirigente valenciana apostó fuerte a su compañero de escaño en el Congreso, aunque no era el principal favorito, y le salió bien. Con Casado a los mandos, Hoyo fue designada primero como miembro de la dirección del grupo parlamentario -portavoz adjunta y coordinadora de comisiones-. Ahora salta al consejo de dirección del partido, con un cargo más resguardado pero también más influyente, que le permite incluso participar en los cotizados maitines de los lunes en la planta noble de la calle Génova.

Licenciada en Derecho y en Ciencias Políticas y de la Administración, y diputada en el Congreso desde finales de 2011, criada políticamente en el equipo de Alfonso Rus, desde su salto a la política nacional ha procurado tejer sus propias complicidades en Madrid. Una circunstancia que le ha permitido no depender de la cúpula del PPCV. Ese hecho, su autonomía frente a la dirección que encabeza Isabel Bonig, es una de las notas a tener más en cuenta al valorar su nombramiento. Porque mientras la dirección regional del PP valenciano acumula razones para sentirse maltratada por la calle Génova -los nombramientos del martes, con Macarena Montesinos, Vicente Betoret y César Sánchez a la cabeza, así lo demuestran-, Hoyo consolida su posición junto al presidente nacional.

Es una de las personas más cercanas a Casado y su lealtad ha sido reconocida

La joven diputada valenciana forma parte de esa renovación que la calle Génova ha impuesto en el PP de la Comunitat y a la que no son ajenos ni el nombramiento de Carlos Mazón como nuevo referente provincial en Alicante ni la salida de José Císcar como referente provincial. Tampoco la de Miguel Barrachina de la dirección nacional. Casado y Teo García Egea van dando pasos inequívocos en forma de renovación de los pesos pesados en el PP valenciano. Y tanto Isabel Bonig como Eva Ortiz han podido comprobar ya que el camino emprendido por Génova va en un sentido distinto al suyo.

Hoyo participará en los maitines de Génova, uno de los puntos de decisión de los populares

Con Hoyo en el consejo de dirección y bendiciendo las candidaturas electorales, los populares de la Comunitat disponen en la cúpula del partido de un cargo perfectamente alineado con Casado. Eso sí, la dirección que encabeza Bonig -que apostó hace un año a Soraya Sáenz de Santamaría en la carrera por el liderazgo del partido- habrá tomado buena nota. Hoyo ya mantuvo una seria discrepancia, que acabó trascendiendo, con un alto cargo del PPCV en la última campaña electoral. Ahora la joven diputada ha consolidado su posición en Madrid. La renovación no se detiene.