Basura de tres continentes ensucia un paraíso

Es la isla más septentrional del archipiélago canario, y las corrientes llevan hasta sus playas y roquedales basura, especialmente plástico, del sur de Europa, África y América. Para intentar aliviar la situación, los meses de verano, en turnos de cinco cada semana, voluntarios de la organización WWF llegan desde todo el país. En solo una hora de trabajo pueden recoger más de 40 kilos de basura. Desde que comenzara esta campaña en 2001 han recogido 29.000 kilos.