La Audiencia tumba otra vez el procesamiento de Marcos Benavent

El exgerente de Imelsa Marcos Benavent. / manuel molines
El exgerente de Imelsa Marcos Benavent. / manuel molines

El juzgado cerró el procedimiento, pero se olvidó de dar respuesta a la petición del exgerente de volver a declarar en la causa

A. G. R.

valencia. Fue la primera querella que se interpuso por la corrupción en la empresa pública Imelsa. Se presentó en enero de 2015 y lo hizo la Diputación de Valencia, en un intento a la desesperada de Alfonso Rus por culpar únicamente al exgerente de Imelsa Marcos Benavent y alejarse del foco mediático.

La instrucción ya ha sido cuestionada hasta en tres ocasiones por la Audiencia de Valencia. La última de las resoluciones de la Sala ordena una vez más anular el auto de incoación de procedimiento abreviado, el equivalente al procesamiento en otro tipo de procedimientos, porque en esta ocasión el juzgado ha «olvidado» llamar a declarar al exgerente, tal y como había solicitado su defensa. El tribunal acuerda que se le cite -comparecerá el próximo 7 de mayo- y tras su testimonio se practiquen las diligencias que correspondan, lo que podría alargar más la causa.

La investigación del juzgado consiste en el cobro de una comisión por un contrato adjudicado desde la citada empresa pública. Unos 60.000 euros que iban a parar a unos talleres de trabajo en Llutxent, pero que, en realidad, nunca se hicieron. El dinero pasó a engrosar el patrimonio de un empresario y de Benavent. Se da la circunstancia que el beneficiario comenzó a devolver el dinero desde hace más de un año. También figura como investigado en este asunto, el entonces director financiero, José Enrique Montblanch, porque su deficiente actuación permitió que la malversación se ejecutara.