La Audiencia acepta que Zaplana vuelva a ser examinado por los forenses

El expresidente de la Generalitat Eduardo Zaplana. / efe
El expresidente de la Generalitat Eduardo Zaplana. / efe

La Sala precisa que la nueva revisión médica al exministro no debe contener juicios de valor ni cábalas acerca de la evolución de la salud del interno

A. RALLO VALENCIA.

La Audiencia de Valencia ha aceptado que los forenses hagan un nuevo informe sobre Eduardo Zaplana, pero el dosier no podrá contener juicios de valor, conjeturas o probabilidades acerca de la evolución del estado de salud del exministro, una de las condiciones que introdujo la Fiscalía Anticorrupción en caso de que finalmente se admitiera el examen de los facultativos.

El pronunciamiento de la Sala es la primera resolución favorable a los intereses del exministro en esta causa. Hasta el momento, el equipo de abogados del extitular de Trabajo no había recibido ni una buena noticia de la Ciudad de la Justicia. Todo eran negativas por parte de la juez de Instrucción, que siempre acogía los argumentos de la fiscalía. La Sala, por su parte, no sólo le ha denegado su salida hasta en tres ocasiones sino que ha validado el decomiso de todos los bienes sobre los que existen indicios que pertenecen, en realidad, al expresidente de la Generalitat.

Los magistrados consideran que el estado de salud de Zaplana no ha empeorado por estar privado de libertad. Es más, en su último auto, la Sala recuerda que el exministro ya ha sufrido recaídas de su enfermedad -padece leucemia y fue trasplantado a finales de 2015- y esto no es algo que se haya producido en esta fase.

Es la primera resolución favorable a Zaplana, tras ratificar su prisión y el embargo de los bienes

De esta forma, los magistrados quieren aclarar que en el caso de que se produjera una recaída no sería consecuencia directa de su estancia en prisión. En la Enfermería de la cárcel, el área donde sigue desde el mismo día que ingresó en la penitenciaría, sigue recibiendo el mismo tratamiento que en el exterior. La Audiencia incluso recordó que pese a un ingreso hospitalario seguía controlando sus negocios por teléfono, según han constatado los agentes de la UCO.

El riego de fuga tampoco parece que haya desaparecido, según el parecer de los magistrados. De hecho, sostienen que persiste al existir sospechas de que puede esconder un importante patrimonio en el extranjero que le facilitaría una huida del país. La estancia en la cárcel sería un argumento más para validar esta tesis ante la elevada pena a la que podría enfrentarse en un futuro. También existiría la posibilidad, según la fiscalía, de la destrucción de pruebas en caso de que Zaplana saliera de prisión.

La causa continúa bajo secreto. La juez investiga el cobro de comisiones en la etapa de Zaplana al frente de la Generalitat. En concreto, existen indicios del pago de más de seis millones de euros de la familia Cotino por supuestos tratos de favor en la privatización de las ITV y en la adjudicación de los parques eólicos. Son hechos de finales de los noventa y primeros años de este siglo. Al margen del blanqueo, la otra decena de ilícitos, entre ellos el más grave de la malversación, estarían prescritos porque tienen un periodo de diez años. Salvo el aceptar dinero o regalos siendo cargo público -el cohecho- cuyo plazo se alarga hasta los 15 años. Y sería este delito el que serviría para sostener una acusación por toda la actividad criminal al existir una supuesta unidad delictiva, tal y como informó este periódico.

Los primeros cálculos sitúan la cifra alrededor de los diez millones de euros, pero las inversiones durante los años en los que el patrimonio estuvo oculto en el extranjero permitieron doblar su riqueza, según los datos con los que trabajan los agentes de la Guardia Civil.

Fotos

Vídeos