"Atención el prostíbulo en el número 8"

Imagen habitual en la puerta de casa. Un cliente del prostíbulo se ha confundido de portal. Pared con pared conviven con un local de alterne. Pero no solo tienen que aguantar los molestos ruidos. También  a cualquier hora del día o de la noche, les suena el timbre de casa. Hartos , han puesto este cartel aclaratorio.  El prostíbulo está en la puerta de al lado. Ella está en tratamiento por ansiedad, no hay noche que no les despierten varias veces. Llevan 5 años en la vivienda y desde que el vecino decidió convertir su casa en prostíbulo  no pueden más. Una pesadilla continúa que esperan cese tras la colocación del cartel.