Asuntos Internos incautó a Villarejo los recibís del chófer de Bárcenas

El excomisario Villarejo (dcha.) y el extesorero del PP Luis Bárcenas./R.C.
El excomisario Villarejo (dcha.) y el extesorero del PP Luis Bárcenas. / R.C.

Cosidó niega cualquier relación con la operación pagada con fondos reservados para sustraer información sensible de 'Gürtel' al extesorero

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Asuntos Internos tiene en su poder «pruebas indiciarias» que apuntarían a que el Ministerio del Interior usó fondos reservados en 2013 para pagar 2.000 euros mensuales al entonces chófer de Luis Bárcenas, Sergio Ríos, a fin de que sustrajera al extesorero del PP los documentos que revelaban la supuesta contabilidad B del Partido Popular relacionados con el 'caso Gürtel'.

Según informaron ayer fuentes de la 'operación Tándem', el macro sumario que investiga las presuntas actividades del comisario José Villarejo, entre el abundantísimo material informático (20 terabytes) que los agentes de Asuntos Internos se incautaron tanto el domicilio del exmando en la localidad madrileña de Boadilla del Monte como en su despacho en Torre Picasso aparecieron copias de los rebicís que firmó Ríos a cambio de la información 'robada' a su jefe. Los agentes, sin embargo, no han encontrado (al menos por el momento porque no toda la documentación incautada a Villarejo ha sido desencriptada y analizada) las actas de la salida de ese dinero de las arcas de los fondos reservados, aunque dan por hecho que esa fue la forma de pago.

En la documentación de los archivos de Villarejo tampoco ha aparecido la caja de documentos y anotaciones que en 2013 el chófer del matrimonio Bárcenas, captado ya como confidente por el Ministerio del Interior que entonces presidía Jorge Fernández Díaz, entregó a Villarejo a cambio de dinero. Unos papeles, según informó ayer el diario 'El Mundo', entre los que hay pruebas, que nunca llegaron a la Audiencia Nacional, sobre la financiación en B del PP en Galicia, Madrid y la Comunidad Valenciana gracias al pago de comisiones de empresarios y la supuesta connivencia de la tesorería de la sede de Génova en esa contabilidad paralela regional.

El juez de la Audiencia Nacional que instruye el 'caso Tándem', Diego de Egea, ha abierto una pieza separada en este sumario para investigar la 'operación Kitchen', como se denominó al operativo para robar a Bárcenas información sensible del PP, después de que Asuntos Internos le informara de la existencia de los recibís. El pasado viernes, otro juez, José de la Mata, que investiga la caja B del PP, pidió al Ministerio del Interior todos los documentos que obren en ese departamento sobre aquel operativo.

Según fuentes de la investigación, la mayoría de los papeles que el chófer Ríos entregó a Villarejo son fotocopias de los originales que el 'infiltrado' logró hacer durante los primeros días que el extesorero estuvo por primera vez en la cárcel (entre junio de 2013 y enero de 2015) en prisión preventiva. Esos papeles debían ser custodiados por la mujer de Bárcenas, Rosalía Iglesias.

Ayer, Ignacio Cosidó, el que fuera director general de la Policía en la época en que Villarejo usó los fondos reservados del cuerpo para intentar neutralizar las pruebas contra el PP, negó tajantemente haber estado al tanto de la 'operación Kitchen'. «Ni coordiné, ni dirigí ni supe de ninguna operación de la Policía judicial», afirmó el hoy portavoz del PP en el Senado.

 

Fotos

Vídeos